Publicado 09/12/2021 14:52CET

Sudán.- Al Burhan acusa a "algunos diplomáticos" extranjeros de incitar a la población contra el Ejército de Sudán

Archivo - El presidente de Consejo Soberano de Sudán, Abdelfatá al Burhan
Archivo - El presidente de Consejo Soberano de Sudán, Abdelfatá al Burhan - -/Kremlin/dpa - Archivo

Advierte de que "no dudará" en "tomar medidas contra cualquiera que viole la seguridad" del país

MADRID, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

El jefe del Ejército y presidente del Consejo Soberano de Transición de Sudán, Abdelfatá al Burhan, ha acusado a "algunos diplomáticos" extranjeros de incitar a la población contra las Fuerzas Armadas, en medio de la crisis política en el país africano.

"Las misiones diplomáticas deambulan entre los ciudadanos y algunos diplomáticos los incitan a mostrar su hostilidad contra el Ejército para encontrar una oportunidad de interferir en los asuntos sudaneses", ha manifestado Al Burhan, quien en octubre encabezara un golpe de Estado militar.

Así, ha advertido contra las consecuencias de estas supuestas actividades, según ha informado el portal sudanés de noticias Sudan Tribune. "No dudaremos en tomar medidas contra cualquiera que viole la seguridad de Sudán", ha asegurado.

Las palabras de Al Burhan, quien no ha especificado a qué legaciones diplomáticas se refería, han llegado después de que diplomáticos de la Unión Europea (UE) se reunieran el martes con el primer ministro, Abdalá Hamdok, al que pidieron la restauración del marco legal para la transición.

Diversos países occidentales han suspendido su apoyo económico al proceso de transición iniciado en 2019 tras el derrocamiento del entonces presidente, Omar Hasán al Bashir, a consecuencia de la asonada liderada por Al Burhan, que derivó en el cese de Hamdok y la disolución del Gobierno.

Sin embargo, las conversaciones entre Al Burhan y Hamdok y las presiones internacionales llevaron a su restitución en el cargo de primer ministro, pese a lo cual parte de sus aliados se han distanciado y han criticado este diálogo pese a la violenta represión de las protestas contra el golpe, que han dejado decenas de muertos.

En este sentido, el jefe del Ejército ha mostrado su "compromiso" con el acuerdo con Hamdok y ha reiterado que "apoya al Gobierno de cara a la celebración de elecciones", antes de incidir en que el nuevo Ejecutivo debe centrarse en asuntos como la situación económica y la seguridad.

Por último, Al Burhan ha incidido en que el Ejército tiene la capacidad de llevar ante la justicia a los responsables de abusos contra los manifestantes tanto en la capital, Jartum, como en zonas del país como Darfur, ante las denuncias sobre abusos y violaciones de los Derechos Humanos.

El propio Al Burhan anunció el martes que había presentado una demanda contra la directora de la agencia francesa de noticias AFP en Jartum, Mona Zaki, por una serie de informaciones sobre la seguridad nacional y los movimientos de tropas en el interior del país africano.

En este sentido, su oficina aseguró que AFP informó sobre unas declaraciones de Al Burhan que difieren de las que realizó y agregó que el jefe del Ejército dejó claro que las Fuerzas Armadas no jugarán papel alguno en las próximas elecciones, con las que el país espera dar carpetazo a la crisis.

Sudán fue escenario a mediados de septiembre de un intento de golpe, según apuntaron las autoridades de transición, a cargo de un grupo de oficiales de las Fuerzas Armadas supuestamente vinculados con Al Bashir, derrocado en una asonada tras meses de masivas manifestaciones en su contra.

La intentona se vio seguida de un aumento de las tensiones entre los elementos civiles y militares de las autoridades de transición, al alza durante los últimos meses, lo que derivó finalmente en el golpe encabezada por Al Burhan, quien defendió tras ello que era un movimiento de "corrección" ante los errores de algunos partidos políticos, entre ellos grupos representados en las Fuerzas de Libertad y Cambio (FFC).

Las autoridades de transición fueron instauradas tras un acuerdo entre la junta militar anterior, surgida tras el golpe de Estado de 2019, y diversas organizaciones civiles y formaciones políticas opositoras. Este Gobierno había iniciado una batería de reformas sociales y económicas y ha alcanzado un acuerdo de paz con importantes grupos rebeldes de Darfur y otras zonas del país.