Publicado 21/10/2021 18:38CET

Sudán.- Decenas de miles de personas se manifiestan en Sudán en apoyo al Gobierno de transición liderado por Hamdok

Archivo - Manifestantes delante del Ministerio de Defensa de Sudán en Jartum durante una protesta en 2019
Archivo - Manifestantes delante del Ministerio de Defensa de Sudán en Jartum durante una protesta en 2019 - Ala Kheir/dpa - Archivo

Fuerte despliegue de seguridad en Jartum ante la presencia de una sentada a favor del Ejército

MADRID, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

Decenas de miles de personas han salido este jueves a las calles de la capital de Sudán, Jartum, y otras ciudades del país para expresar su apoyo al Gobierno de transición instaurado tras el golpe de Estado de abril de 2019 contra Omar Hasán al Bashir, en medio de las tensiones entre civiles y militares y tras las últimas protestas en apoyo al Ejército y para reclamar la disolución del Ejecutivo.

Las movilizaciones, convocadas por la coalición Fuerzas para la Libertad y el Cambio (FFC), uno de los principales elementos detrás de las protestas de 2019 contra Al Bashir, han arrancado en medio de un fuerte dispositivo de seguridad en Jartum, donde desde hace días se suceden las protestas antigubernamentales, incluida una sentada por parte de seguidores de las Fuerzas Armadas.

Según las informaciones recogidas por la emisora Radio Dabanga, las autoridades del estado de Jartum han cerrado todas las calles que llevan a los principales edificios, así como varios de los puentes que conectan distintas zonas de la capital.

Asimismo, los estados de Darfur Norte, Darfur Sur y Puerto Sudán --escenario durante las últimas semanas de protestas antigubernamentales y el bloqueo de carreteras y puertos-- han decretado una jornada festiva, coincidiendo con el 47º aniversario de la revolución de octubre contra el régimen de Ibrahim Abud (1958-1964).

Las movilizaciones fueron convocadas por la Cámara Conjunta de Marchas de Millones para la Gobernanza Civil, que ha hecho un llamamiento a apoyar la transición democrática y el liderazgo de los civiles en las autoridades, en un momento especialmente delicado ante las crecientes tensiones en el seno de las mismas.

El organismo, que aglutina a 70 Comités de Resistencia y organismos profesionales y revolucionarios, ha reclamado al Ejército que entregue el poder, la formación de un Consejo Legislativo Revolucionario, la finalización del proceso de paz con los rebeldes y la entrega de Al Bashir y el resto de acusados por crímenes de guerra en Darfur al Tribunal Penal Internacional (TPI).

El primer ministro sudanés, Abdalá Hamdok, ha ensalzado a primera hora del día la "gloriosa memoria de la revolución de octubre, que inspiró a generaciones y les recuerda, generación tras generación, aquellos por lo que lucharon los mártires y sus compañeros revolucionarios".

"Cada octubre estamos más comprometidos con la paz, la democracia, la libertad, la paz y la justicia", ha destacado Hamdok, bajo presión del líder del Consejo Soberano de Transición (CST), Abdelfatá al Burhan, para que disuelva al Gobierno para instaurar uno más aceptable para el Ejército.

El propio Hamdok hizo hace pocos días un llamamiento al "diálogo" y abogó por "mirar al futuro en lugar de ahogarse en los detalles del pasado". Así, destacó que "el cese del diálogo durante el último periodo entre los componentes de la alianza es un asunto que supone una amenaza para el futuro del país".

Los elementos civiles y militares de las autoridades de transición de Sudán han intercambiado críticas y acusaciones durante las últimas semanas en relación con el intento de golpe de Estado, achacado por las autoridades a soldados vinculados con Al Bashir.

Las autoridades de transición fueron instauradas tras un acuerdo entre la junta militar instaurada tras el golpe de Estado que derrocó en abril de 2019 a Al Bashir, y diversas organizaciones civiles y formaciones políticas opositoras, con el objetivo de poner en marcha una serie de reformas y preparar las próximas elecciones.

Este Gobierno ha iniciado una batería de reformas sociales y económicas --algunas de las cuales han provocado el malestar entre la población, como la retirada de subsidios-- y ha alcanzado un acuerdo de paz con importantes grupos rebeldes de Darfur y otras zonas del país.