Publicado 27/10/2021 15:05CET

Sudán.- La delegación de la UE en Sudán pide una reunión "urgente" con el primer ministro tras el golpe de Estado

Archivo - El primer ministro de Sudán, Abdalá Hamdok
Archivo - El primer ministro de Sudán, Abdalá Hamdok - MOHAMED KHIDIR / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

Resalta que "sigue reconociendo" a Hamdok y su Gobierno "como líderes constitucionales del Gobierno de transición"

MADRID, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

La delegación de la Unión Europea (UE) en Sudán ha reclamado este miércoles tener acceso al primer ministro sudanés, Abdalá Hamdok, quien fue trasladado a última hora del martes a su vivienda después de ser detenido por militares el lunes en el marco del golpe de Estado en el país africano.

La delegación ha publicado un comunicado --del que es parte España-- junto a los gobiernos de Estados Unidos, Reino Unido y Suiza en el que ha reiterado su condena al "cambio inconstitucional de Gobierno" y ha pedido la "liberación sin retrasos de todos los detenidos políticos".

"Seguimos reconociendo al primer ministro y a su Gabinete como líderes constitucionales del Gobierno de transición. Es fundamental que los embajadores que están en Jartum puedan comunicarse con el primer ministro. Por ello, pedimos urgentemente una reunión con el primer ministro", han resaltado los firmantes.

Asimismo, han subrayado "la importancia de respetar el derecho fundamental a la manifestación de todos los ciudadanos sudaneses y la necesidad de respetar todos los Derechos Humanos de todos los ciudadanos". "Las fuerzas de seguridad y otros elementos armados deben evitar ataques violentos en todo momento y los manifestantes pacíficos deben ser protegidos", han agregado.

En este sentido, han reseñado la "importancia clave" de un "acceso humanitario sin restricciones en todo el país" y han argüido que las actividades de la comunidad humanitaria "deben ser una prioridad para cualquier autoridad en el país", especialmente en el caso del Servicio Aéreo Humanitario de Naciones Unidas (UNHAS).

"Confirmamos una vez más los llamamientos internacionales para el regreso inmediato a la 'hoja de ruta' para la transición democrática en Sudán, fijada en el Documento Constitucional y el Acuerdo de Paz de Yuba", han dicho, en referencia al pacto de agosto de 2019 entre civiles y militares tras el derrocamiento de Omar Hasán al Bashir y al acuerdo de paz de octubre de 2020 con varios grupos rebeldes.

Por último, los países firmantes del comunicado han resaltado que "un diálogo inclusivo, pacífico y constitucional entre todos los actores en la transición en Sudán es la única vía hacia la libertad, la paz y la justicia para todos".

Durante la jornada, la Unión Africana (UA) ha anunciado su decisión de suspender a Sudán por el golpe de Estado militar del lunes y ha expresado su "total rechazo" al "cambio inconstitucional de gobierno", que ha tildado de una "afrenta inaceptable" a las normas democráticas.

El organismo ha mostrado en un comunicado su "profunda preocupación" por el golpe encabezado por el presidente del Consejo Soberano de Transición, Abdelfatá al Burhan, y ha dicho que "amenaza con hacer descarrilar los progresos logrados en el proceso de transición y arrastrar al país a un ciclo de violencia".

Al Burhan defendió el martes la asonada y denunció que las fuerzas políticas "querían monopolizar" la transición, tras varias semanas de tensiones y acusaciones entre civiles y militares, antes de prometer que el Ejército "no interferirá" en la formación del nuevo Ejecutivo.

Sudán fue escenario a mediados de septiembre de un intento de golpe de Estado, según apuntaron las autoridades de transición, a cargo de un grupo de oficiales de las Fuerzas Armadas supuestamente vinculados con Al Bashir.

Las autoridades de transición fueron instauradas tras un acuerdo entre la junta militar anterior, surgida tras el golpe de Estado de 2019, y diversas organizaciones civiles y formaciones políticas opositoras. Este Gobierno ha iniciado una batería de reformas sociales y económicas y ha alcanzado un acuerdo de paz con importantes grupos rebeldes de Darfur y otras zonas del país.

Sin embargo, la intentona de septiembre derivó en un intercambio de críticas y acusaciones entre los elementos civiles y militares que ha ahondado la crisis política, incluidas peticiones por parte de Al Burhan para disolver el Gobierno, que han derivado en los últimos días en manifestaciones enfrentadas a favor de las autoridades de transición y el Ejército.