Publicado 14/12/2020 10:27CET

Sudán.- Estados Unidos formaliza la retirada de Sudán de la lista de países patrocinadores del terrorismo

HANDOUT - 25 August 2020, Sudan, Khartoum: Sudanese Prime Minister Abdalla Hamdok (R) receives US Secretary of State Mike Pompeo prior to their meeting. Photo: -/Sudanese Government via Saudi Press Agency/dpa - ATTENTION: editorial use only and only if th
HANDOUT - 25 August 2020, Sudan, Khartoum: Sudanese Prime Minister Abdalla Hamdok (R) receives US Secretary of State Mike Pompeo prior to their meeting. Photo: -/Sudanese Government via Saudi Press Agency/dpa - ATTENTION: editorial use only and only if th - -/Sudanese Government via Saudi / DPA - Archivo

MADRID, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Estados Unidos ha formalizado este lunes la retirada de Sudán de la lista de países patrocinadores del terrorismo, un paso clave en la capacidad del país africano para quedar exento de sanciones y acceder a financiación internacional.

La Embajada norteamericana en Jartum ha informado en sus redes sociales de que ya han transcurrido 45 días desde la notificación al Congreso, por lo que el secretario de Estado, Mike Pompeo, ha firmado la salida de Sudán de la 'lista negra', efectiva desde este 14 de diciembre.

Sudán está en el punto de mira de Estados Unidos desde 1993 por el apoyo del régimen de Omar Hasán al Bashir a grupos terroristas, dado que llegó a albergar a Usama bin Laden. Sin embargo, el acercamiento de este último año entre Washington y Jartum finalmente se tradujo en octubre en el anuncio de un revisión clave por parte del presidente estadounidense, Donald Trump.

Sudán ha accedido a indemnizar a víctimas de atentados terroristas --más de 500 millones de dólares, según Trump-- al tiempo que ha firmado un histórico acuerdo para entablar relaciones diplomáticas con Israel, dentro de los esfuerzos de Estados Unidos para auspiciar pactos entre el Estado hebreo y países árabes.

La salida de la lista ha sido una de las principales prioridades del nuevo Gobierno sudanés, resultado del acuerdo entre el Ejército y la oposición tras el golpe de Estado militar que depuso a Al Bashir en abril de 2019 tras meses de movilizaciones populares.