Publicado 24/11/2020 13:09CET

Sudán.- El Gobierno de Sudán dice no tener constancia de una visita oficial de una delegación de Israel

El primer ministro de Sudán, Abdalá Hamdok
El primer ministro de Sudán, Abdalá Hamdok - MOHAMED KHIDIR / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de transición de Sudán ha asegurado no tener constancia de una visita oficial por parte de una delegación de Israel al país, que sería la primera de este tipo tras el acuerdo alcanzado en octubre entre ambos países para normalizar sus relaciones diplomáticas.

El portavoz del Ejecutivo sudanés, Faisal Mohamed Salí, ha indicado en declaraciones al portal de noticias Sudan Tribune que "nadie se ha coordinado" con el Gobierno en lo relativo a la visita. "No sabemos la composición de la delegación, ni qué parte la ha invitado o recibido", ha señalado.

Fuentes citadas por este medio han resaltado que la delegación israelí llegó el lunes al país en coordinación con los integrantes militares del Consejo Soberano de Transición, encabezado por Abdelfatá al Burhan, que se han mostrado más abiertos al acercamiento diplomático con Israel.

En este sentido, un alto cargo sudanés ha recordado que los asuntos de política exterior son asunto del Gobierno, según la Constitución aprobada para el periodo de transición. "Por ello, hay un problema de competencias aquí", ha destacado.

La situación podría ser similar a la vivida en febrero, cuando Al Burhan viajó a Uganda para reunirse con el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, para intentar acercar posturas, algo que, según el Gobierno, tuvo lugar sin su conocimiento y que derivó en tensiones en el seno de las autoridades del país africano.

El Consejo de Ministros sostuvo entonces que la reunión pilló "por sorpresa" a sus miembros y ha resaltado que el propio Al Burhan trasladó al Ejecutivo que participó en el encuentro "por iniciativa personal" y que "asume la responsabilidad de creer que el paso era beneficioso para el pueblo sudanés".

La visita de la delegación israelí fue confirmada por la emisora israelí Radio del Ejército y llega al hilo de los pactos alcanzados por el Gobierno israelí con Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Bahréin para normalizar sus relaciones, a los que posteriormente se uió Sudán. El objetivo del viaje es preparar el camino para una visita oficial de altos cargos durante las próximas semanas, según el diario 'Yedioth Ahronoth'.

ACUERDO DE PAZ

El acuerdo entre Sudán e Israel fue anunciado el 23 de octubre, días después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, afirmara que el país africano será sacado de la lista de países patrocinadores del terrorismo --en la que figura desde 1993-- tras el pago de compensaciones por valor de más de 500 millones de dólares (cerca de 425 millones de euros) en compensaciones a familiares de víctimas de varios atentados.

Sudán anunció en febrero un acuerdo con las familias de los marines muertos en un atentado perpetrado en 2000 por Al Qaeda contra el destructor 'USS Cole' frente a las costas de Yemen. El nuevo acuerdo satisfaría a las víctimas de los atentados perpetrados en 1998 contra las embajadas estadounidenses en Nairobi, Kenia, y Dar es Salaam, Tanzania.

El presidente del Consejo Soberano de Transición de Sudán, Abdelfatá al Burhan, afirmó el 27 de octubre que el acuerdo para normalizar relaciones con Israel era parte de las medidas necesarias para que Estados Unidos retirara a Jartum de la lista de patrocinadores del terrorismo.

Así, destacó en una entrevista concedida a la cadena de televisión Sudan TV que las autoridades han realizado muchos esfuerzos para lograr que Washington retire al país de la lista y criticó la postura del régimen de Omar Hasán al Bashir contra diversos países.

Al Burhan apuntó además que el acuerdo ha sido logrado tras consultas con los partidos políticos del país, el 90 por ciento de los cuales no habrían expresado objeciones. Entre ellos ha citado al islamista Partido Nacional de la Umma (NUP), cuyo líder, Sadiq al Mahdi, se había pronunciado contra un pacto contra Israel.

En respuesta, Al Mahdi arguyó que "el apoyo se mantendrá a condición de que el Gobierno anuncie que la normalización debe ser decidida por un Parlamento electo", lo que implica que considera que el Gobierno de transición no está capacitado para lograr un acuerdo de este tipo.

El Gobierno de transición, encabezado por Abdalá Hamdok como primer ministro, está en pie a raíz del acuerdo entre la junta militar que se hizo con el poder tras el golpe de Estado de abril de 2019 contra Al Bashir e importantes sectores de la oposición, con el objetivo de democratizar el país y preparar las próximas elecciones.