Publicado 08/01/2021 06:15CET

Sudán.- Guterres nombra a Volker Perthes como representante de la ONU en Sudán

Imagen de tropas de la ONU en Sudán.
Imagen de tropas de la ONU en Sudán. - SAMIR BOL / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha anunciado este jueves el nombramiento de Volker Perthes como el nuevo representante de la ONU en Sudán.

Perthes, un politólogo y profesor alemán de 62 años, encabezará la recién creada misión de la organización en el país, la Misión de Asistencia Integrada para la Transición en Sudán (UNITAMS).

El puesto de representante de la ONU en Sudán estaba vacante desde que en junio de 2020 se creó la UNITAMS y ha sido codiciado por diferentes diplomáticos, como el francés Jean-Christophe Belliard, según informa 'Le Figaro', cuya nominación fue bloqueada repetidamente por Rusia.

Hasta septiembre de 2020, Perthes fue el director del Instituto Alemán de Asuntos Internacionales y de Seguridad, en Berlín, aunque ya había trabajado para la ONU anteriormente, ya que fue asesor del experto de Naciones Unidas para Siria entre 2015 y 2016.

Según Guterres, aportará "más de 25 años de experiencia en el ámbito académico, la investigación, las relaciones internacionales y la diplomacia, incluso con las Naciones Unidas, así como una amplia experiencia en resolución de conflictos y geopolítica regional".

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprobó en junio por unanimidad crear una misión para apoyar el proceso de transición política en Sudán que sustituirá a la Operación Híbrida de la ONU y la Unión Africana (UNAMID), cuyo mandato acabó el último día de 2020.

Las autoridades de transición sugirieron en 2019 esta creación tras un acuerdo entre la junta militar establecida tras el golpe de Estado de abril de 2019 contra el entonces presidente, Omar Hasán al Bashir, con el objetivo de preparar el terreno para unas elecciones de 2022.

La UNITAMS tendrá un mandato inicial de doce meses para apoyar los esfuerzos del Gobierno de transición hacia una gobernanza democrática, así como respaldar la protección de los Derechos Humanos y la paz en el país.

El Ejército sudanés derrocó a Al Bashir en abril de 2019 después de 16 semanas de protestas que pusieron fin a tres décadas de gobierno. El expresidente fue condenado en diciembre a dos años de reclusión en un centro de rehabilitación por corrupción.

Todavía quedan causas pendientes en Sudán contra Al Bashir, imputado en mayo por incitar a la muerte de manifestantes durante las protestas que acabaron desembocando en su salida del poder, además de las órdenes de detención del Tribunal Penal Internacional (TPI) por cargos de crímenes de guerra, crímenes contra la Humanidad y genocidio en la región sudanesa de Darfur.