Sudán/Israel.- Sudán asegura que Al Burhan "no hizo ninguna promesa" a Israel para normalizar las relaciones

Publicado 06/02/2020 16:25:27CET
Sudán/Israel.- Sudán asegura que Al Burhan "no hizo ninguna promesa" a Israel pa
Sudán/Israel.- Sudán asegura que Al Burhan "no hizo ninguna promesa" a Israel pa - -/Kremlin/dpa - Archivo

MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Sudán ha afirmado este jueves que el presidente del Consejo Soberano, Abdelfatá al Burhan, "no hizo ninguna promesa ni alcanzó ningún compromiso" con el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, sobre la normalización de las relaciones entre ambos países durante el polémico encuentro que mantuvieron el lunes en Uganda.

El Consejo de Ministros ha sostenido en un comunicado que la reunión pilló "por sorpresa" a sus miembros y ha resaltado que el propio Al Burhan trasladó al Ejecutivo que participó en el encuentro "por iniciativa personal" y que "asume la responsabilidad de creer que el paso era beneficioso para el pueblo sudanés".

Asimismo, ha desvelado que el presidente del Consejo Soberano trasladó al Gobierno que la reunión fue "exploratoria" y que "no hizo ninguna promesa ni compromiso" para "normalizar o establecer relaciones diplomáticas" con Israel, según ha informado la agencia estatal sudanesa de noticias, SUNA.

Por ello, ha recalcado que "el asunto de las relaciones con Israel está fuera de las competencias del gobierno de transición, que tiene un mandato limitado" y ha agregado que "el asunto debe ser sopesado por la autoridad legislativa y la conferencia constitucional".

El primer ministro de Sudán, Abdalá Hamdok, dio el miércoles por zanjada la polémica desencadenada por la reunión, que tuvo lugar sin conocimiento del Gabinete y tras la que Israel aseguró que estaba trabajando para "normalizar" las relaciones bilaterales.

La oficina de Netanyahu afirmó en un comunicado tras el encuentro, celebrado en Entebbe a invitación del presidente ugandés, Yoweri Museveni, que ambas partes habían acordado "iniciar una cooperación que derive en la normalización de los lazos entre los países".

Sin embargo, el portavoz del Gobierno de transición sudanés, Faisal Mohamed Salí, recalcó en un breve comunicado que el Consejo de Ministros no estaba informado ni fue consultado sobre la reunión, antes de agregar que estaban a la espera de las "aclaraciones" de Al Burhan a su regreso al país.

Horas después, el presidente del Consejo Soberano publicó un comunicado en el que reconoció que había excedido sus competencias, si bien argumentó que la reunión tuvo como objetivo "preservar y mantener la seguridad nacional sudanesa y alcanzar los intereses supremos del pueblo sudanés".

En este sentido, resaltó que "la búsqueda y el desarrollo de la relación entre Sudán e Israel es responsabilidad de las instituciones implicadas en el asunto, tal y como indica la Constitución", antes de hacer hincapié en que Jartum no ha cambiado su "posición de principios" sobre el conflicto palestino-israelí.

Por todo ello, Hamdok ha manifestó en una serie de mensajes en su cuenta en la red social Twitter que el Ejecutivo de transición "aplaude" el comunicado de Al Burhan y sostuvo que "la Declaración Constitucional sigue siendo el marco legal para esta transición".

De esta forma, arguyó que las autoridades "deben ceñirse a sus límites", que fijan que las decisiones relativas a política exterior "deben ser adoptadas por el Consejo de Ministros".

"El camino a un cambio significativo en Sudán está marcado por los desafíos y los obstáculos", dijo, antes de agregar que "ceñirse a los papeles institucionales y responsabilidades legales es clave para construir un Estado verdaderamente democrático". "El gobierno de transición en su totalidad debe garantizar la rendición de cuentas, la responsabilidad y la transparencia en todas las decisiones adoptadas", zanjó.

AL BURHAN DICE QUE "PRONTO" HABRÁ BENEFICIOS

Por su parte, el propio Al Burhan defendió horas después que los beneficios de su reunión con Netanyahu "serán palpables pronto" e hizo hincapié en que había informado previamente a Hamdok, tal y como informó la cadena de televisión Al Hadath.

Al Burhan dijo que la reunión fue mantenida debido a su "convicción personal sobre la importancia de llamar a todas las puertas en beneficio de los intereses del pueblo sudanés", antes de agregar que "las diferencias con el Gobierno sobre las relaciones con Israel han sido superadas por el Ejecutivo".

Por último, resaltó que no abordó con Netanyahu el conflicto palestino-israelí e incidió en que la posición de Jartum al respecto se mantiene su cambios.

Al Burhan, que volvió a pedir la exclusión de Sudán de la lista del Gobierno estadounidense de países patrocinadores del terrorismo, destacó que la reunión "es una muestra de buena voluntad para demostrar que Sudán no tiene una enemistad con ningún país".

Sudán, que no tiene relaciones con Israel, es además miembro de la Organización para la Cooperación Islámica (OCI), que el lunes rechazó en una reunión extraordinaria la propuesta de paz estadounidense para el conflicto palestino-israelí y pidió a sus miembros que "no presten ayuda al plan ni cooperen con los esfuerzos de la Administración estadounidense para ponerlo en práctica de ninguna manera o forma".

El conocido como 'acuerdo del siglo' señala a Jerusalén como la capital "indivisible" de Israel, que retendría el control de las colonias judías y del valle del Jordán, mientras que Palestina tendría su capital en una zona de Jerusalén Este ubicada fuera de la barrera de seguridad instalada por Israel.

EEUU DA LAS GRACIAS A AL BURHAN

Por su parte, el Departamento de Estado ha desvelado que Pompeo mantuvo una conversación telefónica el domingo con Al Burhan y le "dio las gracias por su liderazgo en la normalización de los lazos con Israel".

Al Burhan encabeza el Consejo Soberano de Sudán desde agosto de 2019, cuando entró en vigor un acuerdo entre la junta militar en el poder desde el golpe de Estado en abril contra Omar Hasán al Bashir y la oposición.

En el marco del acuerdo, el organismo estará al frente de la política sudanesa hasta las elecciones de 2022, si bien en 2021 pasará a estar encabezado por figuras de la oposición civil.

Las relaciones entre Estados Unidos y Sudán han mejorado desde el derrocamiento de Al Bashir y Jartum ha pedido en varias ocasiones ser retirado de la 'lista negra' de países que apoyan el terrorismo. Sudán fue designado como país promotor del terrorismo en 1993, bajo la Presidencia de Bill Clinton.

El Ejército sudanés derrocó a Al Bashir después de 16 semanas de protestas que pusieron fin a tres décadas de régimen. El expresidente fue condenado el 14 de diciembre a dos años en un "centro correccional" por delitos de corrupción, si bien también está imputado por la muerte de manifestantes durante el levantamiento popular contra él.

Contador