Publicado 30/10/2021 08:37CET

Sudán.- El líder militar de Sudán se niega a describir la disolución del Gobierno como un golpe de Estado

Archivo - El presidente de Consejo Soberano de Sudán, Abdelfatá al Burhan
Archivo - El presidente de Consejo Soberano de Sudán, Abdelfatá al Burhan - -/Kremlin/dpa - Archivo

Califica lo ocurrido como una "corrección" y describe la detención del primer ministro como una operación de rescate

MADRID, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Consejo Soberano de Transición y líder de las fuerzas militares sudanesas, Abdelfatá al Burhan, ha rechazado que la disolución del Gobierno sudanés tras el levantamiento militar del lunes haya sido fruto de un golpe de Estado, y ha estimado que se trata más bien de una corrección de rumbo después de algunos "errores" cometidos durante el proceso de transición en el país africano.

"Aquellos que lo consideran un golpe de Estado son quienes consideran que cualquier medida de corrección en un gobierno también lo es", ha declarado Al Burhan en una entrevista a la agencia oficial de noticias rusa, Sputnik. "Si hubiera sido un golpe de estado, también nos habrían reemplazado a nosotros", ha puntualizado, en un recordatorio de la naturaleza político-militar del gobierno de transición.

Para Al Burhan, las medidas adoptadas por los militares sudaneses, incluida la disolución del Gobierno, eran necesarias para garantizar la estabilidad nacional. "Si evaluamos la situación política y social del país, el período de transición estaba lleno de irregularidades", ha declarado el militar, antes de acusar a las autoridades previas de haber sido incapaces de llegar a consenso alguno en ningún tema.

"Ni se pusieron de acuerdo sobre la naturaleza de la Asamblea Legislativa, ni sobre la designación de los gobernadores provinciales, ni consiguieron involucrar a las fuerzas políticas", ha declarado.

"RESCATE" AL PRIMER MINISTRO

En lo referente a la detención del primer ministro sudanés, Abdalá Hamdok, Al Burhan explicó que, en realidad, se trataba de una operación de rescate dado que la vida del mandatario corría peligro.

"Teníamos información de que se podía cometer un atentado en los primeros momentos de los disturbios, por eso decidimos mantenerlo alejado. Y efectivamente varios grupos comenzaron a reunirse cerca de su residencia mientras él estaba allí", ha explicado.

"Cuando percibimos que comenzaba la actividad, le sacamos de su casa, pero ahora ya ha vuelto a su hogar", ha añadido.

De momento, el país se prepara este sábado para acoger las protestas más multitudinarias desde el golpe militar, que habría dejado al menos ocho muertos y más de 140 heridos por disparos de las fuerzas de seguridad sudanesas, según medios locales y ONG.

Por otro lado, en las últimas horas se ha dado a conocer que las autoridades militares de Sudán han puesto en libertad a varios altos cargos del Gobierno sudanés detenidos anteriormente, entre ellos, el ministro de Salud, Omar Al Nayib, según fuentes de la cadena panárabe Al Arabiya.