Publicado 23/02/2020 12:17:00 +01:00CET

Sudán.- El líder sudanés pide más colaboración entre civiles y militares para garantizar la transición democrática

Sudán.- El líder sudanés pide más colaboración entre civiles y militares para ga
Sudán.- El líder sudanés pide más colaboración entre civiles y militares para ga - -/Kremlin/dpa - Archivo

MADRID, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Consejo Soberano de Sudán, Abdelfatá al Burhan, ha pedido a las fuerzas políticas y civiles de Sudán que estrechen su colaboración con los militares para lograr una transición democrática exitosa en Sudán, y desoigan cualquier tipo de rumor que obstaculice su labor conjunta tras nuevas protestas en el país para pedir la reincorporación de los militares que apoyaron a la población.

Aprovechando su asistencia a la ceremonia de toma de posesión del vicepresidente sursudanés, Riek Machar, Al Burhan se reunió con líderes del movimiento civil de las Fuerzas de la Libertad y el Cambio, impulsores del derrocamiento del dictador Omar al Bashir.

En su reunión, Burhan recomendó "aprender del ejemplo" del acuerdo de paz de Sudán del Sur para llevar a cabo la transición democrática y garantizó que el Ejército sudanés, parte clave en el actual gobierno de transición cívico-militar en el país, no tiene intención de acaparar el poder.

"Hay algunas personas que odian a los militares y les acusan de querer gobernar en solitario, pero eso no es cierto. Queremos que militares y civiles construyan Sudán juntos, para que podamos decir que hemos contribuido y participado en la transición por el bien del país", hizo saber el antiguo jefe del consejo militar en declaraciones recogidas por el 'Sudan Tribune'.

Asimismo, ha pedido a la población que ignore los rumores difundidos por, según sus palabras, jóvenes en las redes sociales, que denuncian al Ejército por seguir sometido a una influencia islamista, origen de una supuesta purga entre la oficialía de rango medio, que provocó nuevas protestas en el país esta semana.

Las fuerzas de seguridad de Sudán tuvieron que emplear el jueves gases lacrimógenos contra miles de manifestantes concentrados en la capital, Jartum, para pedir el regreso a filas de soldados expulsados por haber apoyado el levantamiento popular del año pasado contra el régimen de Al Bashir.

La opositora Asociación de Profesionales de Sudán (SPA), clave en el Movimiento de las Fuerzas de la Libertad y el Cambio, condenó la represión de las manifestaciones "en apoyo a oficiales honorables que se posicionaron del lado del pueblo" y ha defendido que la población no permitirá que se reduzca el derecho a manifestación tras los avances logrados después de la caída de Al Bashir.

Asimismo, reclamó al primer ministro, Abdalá Hamdok, que cese al ministro del Interior, al jefe de la Policía y a otros altos cargos de las fuerzas de seguridad, así como la apertura de una investigación "en torno a los abusos de las fuerzas policiales", en una serie de mensajes publicados en Twitter.

La SPA ha reclamado además que "se adopten las medidas apropiadas tras la investigación para hacer justicia a los que han sufrido esta represión y garantizar que no se repita", al tiempo que ha solicitado al gobierno de transición que "acelere el inicio de la reestructuración de las fuerzas regulares de forma transparente" con la oposición y la población.

Las manifestaciones en apoyo a los soldados forzados al retiro se han sucedido además en ciudades como Gedaref y Kasala, sin que haya informaciones sobre incidentes violentos en estos casos.

Al Bashir fue derrocado en abril de 2019 tras un golpe de Estado militar y la junta surgida tras la asonada recalcó que actuaba en apoyo a los manifestantes y alcanzó un acuerdo con la oposición para crear un gobierno de transición de cara a la celebración de elecciones en un plazo de tres años.