Publicado 22/10/2020 13:28CET

Sudán.- Muere un manifestante a manos de las fuerzas de seguridad en una nueva protesta en la capital de Sudán

Sudán.- Muere un manifestante a manos de las fuerzas de seguridad en una nueva p
Sudán.- Muere un manifestante a manos de las fuerzas de seguridad en una nueva p - Ala Kheir/dpa - Archivo

MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

Al menos un manifestante murió a última hora del miércoles en la capital de Sudán, Jartum, tras la intervención de las fuerzas de seguridad contra una manifestación contra la crisis económica, según ha informado el Comité Central de Médicos de Sudán (CSDC).

El organismo, que ha denunciado la fuerza excesiva empleada por los agentes, ha indicado que otras doce personas resultaron heridas durante la represión de la protesta, protagonizada por miles de personas, incluidos seguidores del Gobierno y de la oposición islamista.

Testigos han relatado que las fuerzas de seguridad lanzaron gases lacrimógenos y dispararon balas de goma contra los manifestantes cuando intentaron cruzar varios puentes bloqueados que conectan la capital con Omdurmán, adyacente a Jartum.

Los seguidores del Ejecutivo han reclamado una aceleración del proceso de reformas en las instituciones tras la caída del expresidente Omar Hasán al Bashir en un golpe de Estado en 2019 --del que surgió el actual Gobierno de transición--, además de medidas contra la creciente crisis económica.

Por su parte, los manifestantes islamistas y seguidores del expresidente se han sumado a las movilizaciones para reclamar la dimisión del Gobierno, encabezado por Abdalá Hamdok como primer ministro, según ha informado el portal de noticias Sudan Tribune.

Las manifestaciones fueron convocadas por grupos opositores coincidiendo con el 56º aniversario de la Revolución de Octubre, un levantamiento popular contra el régimen militar que controlaba el país en 1964.

El Ejecutivo de Hamdok declaró en septiembre la emergencia económica debido a la depreciación de su moneda, de la que acusó a personas vinculadas con Al Bashir, así como el establecimiento de tribunales especiales para afrontar el problema.

La libra libanesa ha caído a niveles mínimos en el mercado negro, lo que ha llevado a algunos comerciantes a decir que dejarán de emplear la moneda nacional y ha ahondado la crisis en el país, uno de los principales frente a los que han de hacer frente las nuevas autoridades, junto con el proceso de pacificación con grupos rebeldes.