Publicado 10/06/2020 06:36CET

Sudán.- La ONU considera "extremadamente significativo" el arresto del líder de las milicias 'yanyawid'

Sudán.- La ONU considera "extremadamente significativo" el arresto del líder de
Sudán.- La ONU considera "extremadamente significativo" el arresto del líder de - GETTY IMAGES 2004 / SCOTT NELSON - Archivo

MADRID, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, ha valorado este martes como "extremadamente significativo" que Alí Kushayb, antiguo líder de las milicias 'yanyawid' buscado por el Tribunal Penal Internacional (TPI) por crímenes de guerra en la región de Darfur, en el oeste de Sudán, esté bajo custodia de la corte con sede en La Haya.

"Durante demasiado tiempo, los responsables de los crímenes internacionales a gran escala cometidos en la región de Darfur han escapado de la persecución", ha señalado Bachelet, en respuesta al arresto.

"Alí Kushayb es la primera y, hasta ahora, única figura importante en ser arrestada y entregada al TPI en relación con los numerosos asesinatos, violaciones, pillajes y otros crímenes que ocurrieron cuando era comandante de las milicias progubernamentales 'yanyawid'", ha criticado.

En este sentido, Bachelet ha remarcado su "profunda esperanza" de que otros cuatro sospechosos se unan a Kushayb ante el TPI y ha asegurado que la detención de este último "sirve como una advertencia para todos aquellos responsables de esos horrendos actos de violencia en Sudán y en muchas otras partes del mundo".

Asimismo, ha considerado que el arresto debe interpretarse como un "elemento disuasorio" para otros líderes militares o políticos que crean que pueden cometer actos de esta naturaleza con impunidad.

Kushayb, cuyo nombre real es Alí Muhamad Alí Abdelrahmán, habría huido a República Centroafricana (RCA) a finales de febrero desde Darfur Sur junto con varios hombres armados después de que el Gobierno de transición sudanés pactara con el Frente Revolucionario de Sudán, que aglutina a los rebeldes, la entrega al TPI de todos los imputados, según Radio Dabanga.

El TPI presentó en 2007 órdenes de arresto contra el ahora ex ministro de Asuntos Humanitarios Ahmed Harun y contra Alí Kushayb por crímenes de guerra y contra la Humanidad cometidos durante el conflicto de Darfur, que estalló en 2003.

Dos años más tarde, en 2009, el tribunal con sede en La Haya emitió una primera orden de arresto contra el entonces presidente, Omar Hasán al Bashir, por crímenes de guerra y contra la Humanidad, a la que siguió una segunda en 2010 por genocidio contra varias tribus de Darfur. Además, el TPI también emitió una orden de arresto en 2012 contra el ministro de Interior, Abdelrahim Husein, por crímenes de guerra y contra la Humanidad.

En el caso concreto de Alí Kushayb, pesan 22 cargos de crímenes contra la Humanidad, incluidos asesinatos y torturas, así como 28 cargos de crímenes de guerra, entre ellos el dar instrucciones para atacar a la población civil, saqueo y violación, cometidos entre 2003 y 2004 en Darfur.

Según el TPI, Kushayb comandó a miles de milicianos 'yanyawid' entre agosto de 2003 y marzo de 2004 y presuntamente habría aplicado una "estrategia de contrainsurgencia del Gobierno de Sudán que también tuvo como resultado la comisión de crímenes de guerra y crímenes contra la Humanidad en Darfur".

Además, se cree que ejerció de "mediador entre los líderes 'yanyawid' en Uadi Salí", su localidad natal, y el Gobierno de Sudán, además de haber enrolado combatientes para estas milicias, a las que armó, financió y abasteció de comida y suministros "contribuyendo de forma intencionada" a los crímenes de los que se le acusa.