Publicado 30/11/2021 16:57CET

Sudán.- La Policía de Sudán usa gas lacrimógeno para dispersar las protestas contra el golpe de Estado

Archivo - Protestas en la capital de Sudán, Jartum
Archivo - Protestas en la capital de Sudán, Jartum - Ala Kheir/dpa - Archivo

MADRID, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Policía de Sudán ha hecho uso este martes de gas lacrimógeno para dispersar una protesta contra el golpe de Estado en el país africano que ha tenido lugar en la capital, Jartum, y a la que han acudido miles de personas.

Según testigos presenciales citados por el diario 'Sudan Akhbar', los manifestantes han intentado llegar a una de las entradas al palacio presidencial, pero la Policía lo ha impedido con gas lacrimógeno.

Los manifestantes, que portaban banderas de Sudán, han coreado lemas denunciando el golpe militar y el acuerdo firmado por el presidente del Consejo Soberano de Transición de Sudán, Abdelfatá al Burhan, y el primer ministro, Abdalá Hamdok. Los manifestantes también han salido a las calles de otras ciudades sudanesas, como Arbara, Kassala o Madani.

Por otro lado, fuentes sanitarias sudanesas han informado de la muerte de un joven de 26 años, que resultó herido en el marco de las protestas el jueves. El Comité de Médicos de Sudán ha detallado a través de su cuenta en la red social Facebook que las fuerzas de seguridad sudanesas dieron al joven una "fuerte paliza" que le causó una hemorragia cerebral.

Según los datos que maneja el Comité de Médicos de Sudán, desde el 25 de octubre, la fecha del golpe de Estado, han fallecido 43 personas en las protestas en rechazo de la asonada.

Los sudaneses salen a las calles para pedir el restablecimiento de un gobierno civil y para protestar por el acuerdo firmado por Hamdok y Al Burhan, líder de la asonada, que restituye al primero como primer ministro con todas las competencias.

El líder golpista contextualizó como un nuevo punto de partida para el país el pacto, rechazado por las Fuerzas para la Libertad y el Cambio (FFC), uno de los principales elementos detrás de las protestas de 2019 contra Al Bashir e integradas en el derrocado Gobierno de transición.

El propio Al Burhan desveló previamente la composición del nuevo Consejo Soberano de Transición, encabezado nuevamente por él mismo, y reiteró su compromiso de formar un nuevo Gobierno civil, tras afirmar que Hamdok figuraba como "favorito" para volver al cargo.

Sudán fue escenario a mediados de septiembre de un intento de golpe, según apuntaron las autoridades de transición, a cargo de un grupo de oficiales de las Fuerzas Armadas supuestamente vinculados con Al Bashir, derrocado en una asonada tras meses de masivas manifestaciones en su contra.

Las autoridades de transición fueron instauradas tras un acuerdo entre la junta militar anterior, surgida tras el golpe de Estado de 2019, y diversas organizaciones civiles y formaciones políticas opositoras. Este Gobierno había iniciado una batería de reformas sociales y económicas y ha alcanzado un acuerdo de paz con importantes grupos rebeldes de Darfur y otras zonas del país.