Sudán.- El presidente del Consejo Soberano de Sudán declara un alto el fuego en todo el país

Publicado 16/10/2019 17:27:23CET

MADRID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Consejo Soberano de Sudán, Abdelfatá al Burhan, ha promulgado este miércoles un decreto declarando el alto el fuego en todo el territorio del país con el objetivo de "crear una atmósfera de estabilidad y seguridad y una nueva era de paz, tranquilidad y seguridad".

"El alto el fuego en toda la República de Sudán y en todos los frentes entra en vigor con la publicación de esta decisión. Todas las autoridades competentes deben aplicar esta decisión con efecto inmediato", recoge el decreto.

La madida ha sido publicada horas después de que Amar Najm al Din, de la delegación del Ejército de Liberación del Pueblo de Sudán-Norte (SPLM-N), anunciara la suspensión de las negociaciones con el Gobierno hasta que se diera respuesta a sus demandas, incluido un alto el fuego y la excarcelación de miembros del grupo detenidos en el país.

La sesión había estado protagonizada por las delegaciones del Gobierno y este grupo rebelde para acordar la agenda de la ronda de negociaciones, según ha informado el diario local 'Sudan Ajbar'.

Las conversaciones entre el Consejo Soberano y los líderes de varios grupos rebeldes arrancaron el lunes en la capital de Sudán del Sur, Yuba, para intentar lograr un acuerdo de paz.

Las delegaciones negociadoras llegaron al país durante la jornada del domingo. El equipo sudanés está liderado por el 'número dos' del Consejo Soberano de Transición, Mohamed Hamdan Dagalo, conocido como 'Hemedti'.

El presidente sursudanés, Salva Kiir, inició sus tareas de mediación entre las nuevas autoridades de Jartum --surgidas tras el derrocamiento en abril de Omar Hasán al Bashir-- y los grupos rebeldes. Los contactos oficiales en Yuba arrancaron en septiembre.

'Hemedti' ha expresado su optimismo ante las conversaciones y ha abogado por "empezar negociaciones con los corazones abiertos". "Somos serios en lo relativo a lograr la paz en Sudán", ha dicho, tal y como ha recogido la agencia de noticias Reuters.

Por su parte, Yasir Arman, vicepresidente del Ejército de Liberación del Pueblo de Sudán-Norte (SPLM-N), ha dicho que "esta debe ser la última ronda de conversaciones y debe abordar las causas fundamentales de la guerra y la marginación". "Estamos decididos a que 2020 sea el año de la paz en Sudán", ha agregado.

El Gobierno de transición en Sudán ha hecho de la paz con los rebeldes que luchan contra Jartum una de sus principales prioridades, ya que supone una de las condiciones clave para que Estados Unidos saque al país de la lista de patrocinadores del terrorismo.

VARIAS GUERRAS CIVILES

Miles de personas han muerto en las guerras civiles en Sudán, incluido el conflicto en la región de Darfur (oeste), en el que los rebeldes luchaban contra el Gobierno de Al Bashir desde 2003.

El conflicto en Darfur enfrenta a grupos rebeldes locales, compuestos principalmente por miembros de tribus agrícolas africanas, a las fuerzas gubernamentales y ha dejado unos 2,5 millones de desplazados.

Aunque los combates han remitido en los últimos cuatro años, sigue habiendo escaramuzas y aún continúan activos el Movimiento Justicia e Igualdad (JEM) y dos facciones del Ejército de Liberación de Sudán (SPLA).

Por su parte, los rebeldes del SPLA-N en Kordofán del Sur y Nilo Azul, otras dos regiones en Sudán, han venido respetando en gran medida un alto el fuego en los dos últimos años tras luchar contra Jartum a raíz de la independencia de Sudán del Sur en 2011.

Kordofán del Sur y Nilo Azul están habitados por amplias comunidades que se posicionaron del lado del Sur durante las décadas de guerra civil con Jartum. Muchos denuncian que han sido marginados por el Gobierno sudanés desde la independencia de Sudán del Sur en virtud del acuerdo de paz de 2005.