Publicado 11/07/2021 14:56CET

Sudán.- La principal coalición de la sociedad civil sudanesa certifica su reconciliación en Jartum

Archivo - El primer ministro de Sudán, Abdalá Hamdok
Archivo - El primer ministro de Sudán, Abdalá Hamdok - MOHAMED KHIDIR / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

Tres de los participantes más destacados de la coalición sudanesa de las Fuerzas por la Libertad y el Cambio (FFC), que aglutinó a la oposición civil al derrocado dictador Omar al Bashir, han firmado este domingo la reconciliación pactada a finales del mes pasado y ratificado su intención de configurar un "liderazgo unificado".

La decisión ha tenido lugar tras días de conversaciones a petición del primer ministro del país, Abdalá Hamdok. El mandatario pidió, a mediados de junio, un esfuerzo de reconciliación entre las fuerzas de la sociedad civil y abogó por la integración de los paramilitares de las Fuerzas de Apoyo Rápido (RSF) en el Ejército Nacional sudanés.

Así pues, en una declaración conjunta emitida en Jartum el domingo, el Consejo Central de las FCC, el Frente Revolucionario Sudanés (SRF) y el Partido Nacional de la UMMA (NUP), han certificado "la unidad de las fuerzas de la Declaración por la Libertad y el Cambio, que se había vuelto necesaria para remediar las deficiencias y errores que acompañaron la primera fase del período de transición".

Los participantes han anunciado la creación de nuevas estructuras, la Asamblea General, el Consejo Central y el Consejo de Liderazgo, y han anunciado que la cúpula de la nueva formación celebrará su primera reunión en no más de dos semanas. Durante ese plazo, intentarán contactar con otros grupos políticos escindidos, como el Partido Comunista, para persuadirlos de que se reincorporen a la amplia coalición, informa el 'Sudan Tribune'.

Los comunistas renunciaron a la coalición tras su rechazo a las reformas económicas implementadas por el Gobierno de Hamdok, al entenderlas como idénticas por las solicitadas por las instituciones financieras internacionales e implementadas por el anterior régimen.

Al Bashir, quien estuvo 30 años al frente del país africano y quien es una de las figuras más buscadas por el Tribunal Penal Internacional (TPI) por presuntos crímenes de guerra y contra la Humanidad, fue apartado en abril de 2019 en una asonada tras meses de masivas protestas contra la situación económica que atravesaba Sudán.

Las movilizaciones, que se habían sucedido durante los últimos años con distintos grados de intensidad, aumentaron de forma significativa a mediados de diciembre de 2018 a causa de la retirada de los subsidios al pan, reflejo de la grave crisis económica abierta en 2011 por la independencia de Sudán del Sur y la pérdida de parte de la riqueza petrolera por esta causa.

Contador