Publicado 08/10/2020 12:40CET

Sudán.- Reabre el principal puerto de Sudán tras tres días de cierre por una protesta contra el acuerdo de paz

Sudán.- Reabre el principal puerto de Sudán tras tres días de cierre por una pro
Sudán.- Reabre el principal puerto de Sudán tras tres días de cierre por una pro - MOHAMED KHIDIR / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

El principal puerto de Sudán, ubicado en Puerto Sudán, ha reabierto sus instalaciones tras tres días de bloqueo en el marco de una manifestación de miembros de una tribu en protesta por el acuerdo de paz firmado el sábado por el Gobierno con una coalición de grupos rebeldes.

Miembros de la comunidad beja encabezados por el Consejo Supremo de Jefes de Beja denunciaron haber sido excluidos del acuerdo, si bien la legitimidad de este organismo ha sido puesta en duda por parte de otros grupos de esta comunidad sudanesa.

Las instalaciones portuarias han sido finalmente reabiertas tras un acuerdo entre este consejo y la Policía, lo que ha llevado igualmente a la reapertura de la carretera que conecta la ciudad con la capital, Jartum, bloqueada por los manifestantes.

El gobernador del estado de Mar Rojo, Abdalá Shangari, ha señalado que el pacto se fundamenta en puntos "centrados en lograr resultados positivos para la 'vía de Sudán oriental' en las negociaciones en Yuba", en referencia a las negociaciones entre los grupos activos en esta zona del país y el Ejecutivo central.

Osama Said, del Congreso de Beja --un grupo que sí ha firmado el acuerdo de paz--, pidió el miércoles un proceso de negociaciones con aquellos que se oponen al pacto firmado entre el Gobierno y el Frente Revolucionario de Sudán (RSF) --una coalición de grupos rebeldes-- "para evitar un derramamiento de sangre".

Asimismo, Jaled Idris, líder del Frente Popular Unido para la Liberación y Justicia y miembro del equipo negociador para la zona oriental, ha reiterado su apoyo al acuerdo firmado en Yuba. "Los que rechazan el protocolo oriental no han sido informados de los beneficios que contiene para el pueblo", ha lamentado.

"Los que están azuzando las llamas de la discordia en el este no quieren que su gente se desarrolle y disfrute de una buena educación y servicios sanitarios, ya que prefieren poder mantenerla bajo control", ha criticado.

La crisis en la zona oriental del país se ha visto recrudecida por el rechazo al nuevo gobernador de Kassala, que ha provocado quejas por parte de destacados líderes tribales, lo que provocó una reunión de emergencia del Gobierno para abordar la situación, según ha informado el portal de noticias Sudan Tribune.

El ministro de Información y portavoz del Gobierno, Feisal Mohamed Salé, afirmó tras el encuentro que era necesaria "una estrategia integrada para gestionar la crisis en el este de Sudán debido a sus muchas complicaciones y las diversas dimensiones internacionales y de seguridad".

En este sentido, abogó por "un entrenamiento a la hora de mantener reuniones" y "programas de desarrollo", tal y como ha recogido la emisora Radio Dabanga. "El discurso cada vez más racista entre diversos clanes beja debe ser abordado y se debe propagar la cultura de la paz", agregó.

Por su parte, el Consejo de Seguridad y Defensa de Sudán ha señalado que "la región sufre de problemas profundamente arraigados" y ha argüido que "la solución debe ser diferente de la forma en la que el problema ha sido tratado hasta ahora".

Sin embargo, el ministro de Defensa, Yasin Ibrahim, ha destacado que "no se permitirá que las manifestaciones y sentadas se celebren a costa de instalaciones vitales como autovías o puertos por el impacto directo que tiene sobre la economía nacional y las relaciones exteriores de Sudán".

El Gobierno de transición, encabezado por Abdalá Hamdok, ha hecho de la paz con los rebeldes que luchan contra Jartum una de sus principales prioridades, ya que supone una de las condiciones clave para que Estados Unidos saque al país de la lista de patrocinadores del terrorismo.

Contador