Publicado 21/06/2024 10:27

Sudán.- Las RSF anuncian la toma de la capital del estado de Kordofán Norte tras combates con el Ejército de Sudán

Archivo - Una calle en la ciudad de Al Fasher en el marco de los combates entre el Ejército de Sudán y las paramilitares Fuerzas de Apoyo Rápido (RSF)
Archivo - Una calle en la ciudad de Al Fasher en el marco de los combates entre el Ejército de Sudán y las paramilitares Fuerzas de Apoyo Rápido (RSF) - Stringer/Imageslive Via Zuma Pre / Dpa - Archivo

MADRID, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las paramilitares Fuerzas de Apoyo Rápido (RSF) han anunciado la toma de la localidad de Al Fula, capital del estado de Kordofán Oeste, en el sur de Sudán, en el marco de sus avances en esta zona del país en la guerra desatada con el Ejército en abril de 2023, que ha sumido al país en una de las peores crisis humanitarias del mundo.

Las RSF han señalado en un comunicado publicado en su cuenta en la red social X que los enfrentamientos se han saldado con "grandes pérdidas en las filas del enemigo" y ha manifestado que lanzaron el ataque "ante el aumento de las actividades de los restos del antiguo régimen", en referencia a grupúsculos cercanos al expresidente Omar Hasán al Bashir, derrocado en 2019.

Según las informaciones recogidas por el portal sudanés de noticias Sudan Tribune, las RSF habían desplegado refuerzos el miércoles en los alrededores de Al Fula y lanzaron la ofensiva durante la jornada del jueves, forzando a los militares a retirarse de la ciudad. Los paramilitares han nombrado ya a un nuevo 'gobernador' para el estado.

Residentes en Al Fula han denunciado que las fuerzas paramilitares han llevado a cabo saqueos tras irrumpir en la ciudad, al tiempo que un voluntario de la Sala de Emergencias de Al Fula ha manifestado que más del 60 por ciento de la población ha huido de la localidad ante la llegada de las RSF, sumándose a los más de diez millones de desplazados forzosos en el país.

La toma de la capital de Kordofán Occidental es relevante desde el punto estratégico, ya que acoge una de las dos únicas bases del Ejército en este estado, siendo la segunda la de Babanusa, objetivo de una operación a gran escala por parte de las RSF desde enero y escenario de combates desde entonces.

La guerra estalló el 15 de abril de 2023 a causa de las fuertes discrepancias en torno al proceso de integración del grupo paramilitar --ahora declarado como una organización terrorista-- en el seno de las Fuerzas Armadas, situación que provocó el descarrilamiento definitivo de la transición abierta en 2019 tras el derrocamiento del régimen de Al Bashir.

El conflicto en el país, en el que viven cerca de 50 millones de personas, tiene su epicentro durante las últimas semanas en la ciudad de Al Fasher, capital de Darfur Norte, donde cerca de 800.000 civiles permanecen atrapados en medio de los intensos enfrentamientos entre el Ejército y las RSF, que impusieron un cerco a la ciudad.

Contador