Publicado 26/01/2021 15:23CET

Sudán.- Sudán anuncia medidas frente a la crisis económica y la escasez de pan y combustible

Abdallá Hamdok, primer ministro de Sudán
Abdallá Hamdok, primer ministro de Sudán - Bernd von Jutrczenka/dpa - Archivo

MADRID, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Sudán, Abdalá Hamdok, ha anunciado una serie de medidas para hacer frente a la crisis económica y el aumento de los precios del pan y el combustible, que han derivado en nuevas protestas en la capital, Jartum, y otros puntos del país.

Hamdok ha señalado a través de su cuenta en la red social Facebook que las autoridades de transición han abordado la "grave crisis" de suministro de combustible y el aumento de los precios de productos básicos y han acordado la necesidad de dar "soluciones directas" al proceso de distribución.

Así, ha desvelado que se creará un comité para supervisar la situación y lograr medidas, si bien durante este tiempo se volverá a los precios antiguos y se impondrán castigos a las compañías de distribución que no cumplan con sus compromisos, tal y como ha recogido la agencia estatal sudanesa de noticias, SUNA.

Hamdok ha manifestado además que la refinería de Jartum volverá a operar por primera vez desde 2015, tras las tareas de mantenimiento, en un intento de las autoridades de hacer frente a la crisis de combustible, antes de desvelar un acuerdo sobre un paquete de medidas para subsidiar en parte el coste de la electricidad.

Las protestas, que arrancaron durante el fin de semana, continuaron durante la jornada del lunes y derivaron en el bloqueo de calles en Jartum y otras ciudades del país, especialmente por la falta de pan, según la emisora sudanesa Radio Dabanga.

El gobernador de Jartum, Ayman Nimir, ha achacado la falta de pan en la ciudad a una reducción del 50 por ciento en las cuotas de harina entregadas al estado como resultado de los problemas en la importación de trigo a causa de la devaluación de la moneda.

La Oficina Central de Estadísticas indicó a principios de mes que la inflación en 2020 fue del 163 por ciento, con respecto al 51 por ciento de 2019, con casi un 270 por ciento en diciembre de 2020. Asimismo, ha caído la tasa de cambio de la libra sudanesa.

La situación ha provocado que se acentúe la crisis en torno al pan debido a los altos precios que está alcanzando, lo que ha llevado al cierre de panaderías, que reclaman que aumente el precio de este producto para compensar las pérdidas en las que están cayendo para su fabricación.

Ante ello, las autoridades del estado de Jartum han decidido además cambiar el criterio para la venta del pan y han determinado que se fundamente en el precio por kilo, en lugar de por rebanada, al tiempo que ha anunciado inspecciones para confirmar que se cumplen las regulaciones.

La mala situación económica del país africano fue uno de los catalizadores de las masivas protestas contra el expresidente Omar Hasán al Bashir, quien fue derrocado en un golpe de Estado militar en abril de 2019 ante las movilizaciones, reprimidas por la fuerza y que se saldaron con varios cientos de muertos.

Tras ello, la junta militar instaurada en el país y la oposición pactaron un Gobierno de unidad, encabezado por Hamdok, quien ha puesto en marcha una serie de reformas en el plano político y económico, si bien no ha logrado hasta ahora poner bajo control la crisis.