Publicado 28/10/2020 17:54CET

Sudán.- Sudán anuncia la retirada de los subsidios al combustible, lo que multiplica por cuatro los precios de mercado

El primer ministro de Sudán, Abdalá Hamdok
El primer ministro de Sudán, Abdalá Hamdok - MOHAMED KHIDIR / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de transición de Sudán ha anunciado la liberalización de los precios del combustible, una medida que implica un aumento del 400 por ciento en los precios subsidiados y que llega en medio del ahondamiento de la crisis económica que atraviesa el país africano.

El ministro de Energía y Minería, Jairi Abdelrahmán Jairi, ha manifestado que la medida, en vigor desde el martes, implica que el litro de gasolina se venda a 120 libras sudanesas (cerca de 1,85 euros), en lugar de las 28 libras (0,43 euros) que costaba hasta la fecha.

Por su parte, el litro de combustible diésel pasará de 23 a 106 libras sudanesas (de 0,35 a 1,63 euros), en una medida adoptada en el marco de una controvertida reforma económica criticada por parte de la oposición y de los manifestantes que provocaron en 2019 la caída del régimen de Omar Hasán al Bashir.

Jairi ha defendido que la decisión llega "en línea con el principio de competencia justa, que beneficia a todos" y ha agregado que la medida "detendrá el contrabando de combustible sudanés a los países vecinos", tal y como ha recogido la emisora sudanesa Radio Dabanga.

En este sentido, el Partido Comunista de Sudán ha denunciado la retirada de los subsidios --una propuesta de Al Bashir que desencadenó masivas protestas en su contra-- y ha prometido organizar protestas contra la reforma, según ha informado el portal de noticias Sudan Tribune.

Las autoridades sudanesas anunciaron hace cerca de dos semanas planes para equiparar el precio de venta de combustible en el país con los precios internacionales. Jairi ha dicho que el precio se calculará según los precios internacionales y se le sumarán costes logísticos.

El anuncio llega además en un momento en el que la tasa de inflación se ha disparado en el país, superando el 212 por ciento en septiembre, comparado con el 167 por ciento de agosto, a causa de los elevados precios de la comida y otros productos básicos.

El Gobierno de transición, surgido a raíz de un acuerdo entre la junta militar instaurada tras el golpe de Estado de abril de 2019 contra Al Bashir y la oposición, están intentando, con ayuda de los donantes, poner en marcha reformas políticas y económicas.

La asonada tuvo lugar tras varios meses de manifestaciones masivas contra Al Bashir a causa de el drástico incremento de los precios y ante la propuesta de retirar el subsidio a los combustible y la falta de productos básicos.

La economía sudanesa sufrió un duro golpe a raíz de la independencia de Sudán del Sur en 2011, dado que perdió importantes ingresos derivados de la exportación de petróleo, y ha estado sumido en una profunda crisis desde entonces.