Publicado 27/11/2020 14:01CET

Sudán.- Sudán celebra un funeral de Estado por el fallecimiento del ex primer ministro Sadiq al Maqdi

Funeral del ex primer ministro de Sudán Sadiq al Mahdi
Funeral del ex primer ministro de Sudán Sadiq al Mahdi - Faiz Abu Bakr/APA Images via ZUM / DPA

MADRID, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

Sudán ha celebrado este viernes un funeral de Estado por el fallecimiento del ex primer ministro Sadiq al Maqdi a causa del coronavirus, una ceremonia oficial celebrada tras ser decretados tres días de luto nacional y en medio de las condolencias nacionales e internacionales por la muerte del político, una figura además muy respetada en el plano religioso y cultural del país.

El cuerpo de Al Mahdi, quien falleció a última hora del miércoles en un hospital de Emiratos Árabes Unidos (EAU), ha sido recibido por una delegación oficial de alto nivel en el aeropuerto de la capital, Jartum, desde donde ha sido trasladado a Omdurman, donde se encuentra el panteón de su familia.

En el aeropuerto se ha celebrado también una ceremonia oficial en la que han estado presentes el presidente del Consejo Soberano de Transición, Abdelfatá al Burhan, y el actual primer ministro del país, Abdalá Hamdok, así como numerosos ministros del Gobierno de transición, según ha informado la agencia estatal sudanesa de noticias, SUNA.

Asimismo, la plaza del Califa, en Jartum, ha sido escenario de un rezo popular en memoria de Al Mahdi, quien fue el primer político en acceder al cargo de primer ministro a través de las urnas y quien hasta la fecha es el único en haberlo logrado en el país africano.

Tanto el partido de Al Mahdi, el Partido Nacional de la Umma (NUP), como la Autoridad de Asuntos del Ansar, la secta religiosa de la que era líder, han reclamado a los seguidores respetar los protocolos sanitarios durante los actos.

Este último organismo ha solicitado a sus seguidores que guarden luto en sus localidades de residencia y que no se desplacen a Omdurman --adyacente a Jartum, en la otra orilla del río Nilo-- para intentar evitar una posible propagación del coronavirus, tal y como ha recogido la emisora sudanesa Radio Dabanga.

Al Mahdi dio positivo por coronavirus a principios de noviembre, al igual que más de una decena de miembros de su familia, incluida su hija, Maryam, quien es además vicepresidenta de la NUP. Días después fue ingresado en un hospital de Abú Dabi debido al empeoramiento de su estado.

A raíz de su fallecimiento, el Gobierno de transición decretó tres días de luto oficial y el Consejo Soberano de Transición anunció que el ex primer ministro recibiría un funeral de Estado. Hamdok destacó además que Al Mahdi era "un paradigma de la democracia y un modelo de buena gobernanza".

Por su parte, el líder de la NUP, Mohamed Ozman el Mirghani, describió a Al Mahdi como "uno de los líderes nacionales leales a la patria y los ciudadanos". El Mirghani, fundador de la secta sufí jatmiya, fue parte del Gobierno de unidad encabezado por Al Mahdi entre 1986 y 1989.

CARRERA POLÍTICA

Al Mahdi era una figura de gran peso en el país africano y era además bisnieto de Mohamed Ahmed bin Abdalá, conocido como el 'mahdi', quien encabezó una revuelta armada en 1881 contra el jedive de Egipto y quien logró una importante victoria contra los británicos en Jartum, lo que provocó la creación del Estado mahdista, que estuvo en pie hasta 1899.

El destacado político fue primer ministro entre 1966 y 1967 y nuevamente entre 1986 y 1989, cuando fue derrocado en un golpe de Estado encabezado por Omar Hasán al Bashir, quien permaneció en el poder hasta 2019, cuando fue igualmente derribado en una asonada militar tras meses de protestas contra él.

Al Mahdi accedió por primera vez al cargo de primer ministro en julio de 1966, cuando sucedió a Muhammad Ahmad Mahgub --miembro de su mismo partido--, en medio de la guerra civil en Sudán. Sin embargo, fue derrocado en mayo de 1967 por desertores de su formación y sucedido por el propio Mahgub.

Posteriormente, participó en un intento de golpe para derrocar a Yaafar Nimeiri, quien se hizo en el poder en mayo de 1969 tras una asonada contra Mahgub. Esta acción le llevó a ser encarcelado en dos ocasiones antes de huir en 1974 del país, al que regresaría en 1977.

Al Mahdi volvería al cargo en mayo de 1986, cuando encabezó un Gobierno de coalición tras convertirse en el primera en ser primer ministro tras unas elecciones en Sudán, si bien fue derrocado en junio de 1989 en un nuevo golpe de Estado, esta vez liderado por Al Bashir.

OPOSICIÓN A AL BASHIR

Durante el régimen de Al Bashir, Al Mahdi fue una de las figuras políticas opositoras de más relevancia. Asimismo, Al Mahdi era el imam de la orden sufí ansar, por lo que es una figura muy respetada en Sudán también en el plano religioso.

Tras su derrocamiento, Al Mahdi se marchó al exilio, si bien volvió al país en noviembre del año 2000 y se presentó a las presidenciales de 2010, si bien cuatro años después las autoridades le acusaron de colaborar con los rebeldes, lo que le forzó a abandonar nuevamente Sudán.

Las acusaciones contra él fueron formuladas después de que firmara en agosto de 2014 una declaración política con una serie de grupos armados que operaban en el país para pedir una conferencia nacional de cara a lograr un acuerdo de paz y democratizar el país africano.

Posteriormente, regresó a Sudán en enero de 2017 y un año más tarde fue elegido como presidente de la coalición Llamamiento de Sudán --que aglutinaba a partidos opositores, grupos rebeldes y organizaciones de la sociedad civil--, lo que derivó en nuevas imputaciones y un nuevo exilio.

Sin embargo, en esta ocasión su estancia fuera del país africano fue breve y regresó en diciembre de 2018 ante el inicio de una oleada de movilizaciones populares masivas contra Al Bashir que derivaron meses más tarde en un golpe de Estado que acabó con su régimen.