Publicado 16/04/2021 13:24CET

Sudán.- Sudán dice que en dos semanas serán creadas las fuerzas conjuntas para la seguridad en la región de Darfur

Archivo - Abdallá Hamdok, primer ministro de Sudán
Archivo - Abdallá Hamdok, primer ministro de Sudán - Bernd von Jutrczenka/dpa - Archivo

Estas fuerzas integrarán a rebeldes de los grupos firmantes del acuerdo de paz

MADRID, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Sudán han anunciado que en dos semanas serán creadas unas fuerzas conjuntas que integrarán a antiguos milicianos de los grupos rebeldes firmantes del histórico acuerdo de paz firmado en octubre para intentar contener el aumento de la violencia intercomunitaria en la región de Darfur (oeste).

Mohamed Hasán el Taishi, jefe de la delegación negociadora gubernamental con los grupos armados en el oeste de Sudán y miembro del Consejo Soberano de Transición, ha reconocido que diversos problemas han aplazado la formación de estas fuerzas, si bien ha resaltado que verán la luz en un plazo de 15 días.

Así, ha apuntado a problemas de tipo financiero que han afectado a asuntos logísticos y al entrenamiento de estas fuerzas. "Esto ha provocado un cambio en la aplicación de los acuerdos de seguridad en varios campos relacionados con el acuerdo de paz", ha sostenido, en declaraciones concedidas a la agencia estatal sudanesa de noticias, SUNA.

"Los grupos firmantes (del acuerdo) han entregado las listas de las fuerzas que participan en el primer grupo que recibirá formación. Se han acordado las listas y el equipamiento que usará esta fuerza (conjunta)", ha sostenido, antes de apuntar que contará con entre 3.000 y 5.000 efectivos.

El acuerdo de paz, firmado en la capital de Sudán del Sur, Yuba, contempla la creación de una fuerza integrada por cerca de 12.000 efectivos para proteger a los civiles tras la retirada de la Operación Híbrida de la Unión Africana y la ONU en Darfur (UNAMID), que ha generado un vacío de seguridad en la región.

El Gobierno de Sudán decretó el 6 de enero el estado de emergencia en Darfur Occidental tras últimos enfrentamientos los enfrentamientos, que estallaron tras el asesinato de dos miembros de la comunidad masalit a manos de integrantes de tribus árabes nómadas y que han dejado cerca de 150 muertos y miles de desplazados.

Al Geneina, la capital de Darfur Occidental, ya fue escenario en enero de unos enfrentamientos entre estas comunidades, que se saldaron con la muerte de cerca de 140 personas y cerca de 200 heridos.

La región de Darfur ha sido escenario de un repunte de las tensiones intercomunitarias a pesar del citado acuerdo de paz, que ha intentado poner fin a los combates que estallaron en 2003, que han dejado al menos 300.000 muertos y más de 2,5 millones de desplazados.

Darfur es una de las regiones más pobres de Sudán, con tasas de pobrezas superiores al 65 por ciento en Darfur Central, y cerca de cinco millones de personas han recibido ayuda humanitaria en la zona entre enero y septiembre de 2020, según datos de la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

Contador