Publicado 19/10/2020 15:54CET

Sudán.- Sudán se muestra dispuesto a cooperar con el TPI en sus investigaciones por crímenes de guerra en Darfur

Sudán.- Sudán se muestra dispuesto a cooperar con el TPI en sus investigaciones
Sudán.- Sudán se muestra dispuesto a cooperar con el TPI en sus investigaciones - MOHAMED KHIDIR / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Sudán se ha mostrado dispuesto a cooperar con el Tribunal Penal Internacional (TPI) en sus investigaciones por crímenes de guerra en la región de Darfur, en las que el principal acusado es el expresidente Omar Hasán al Bashir.

El primer ministro sudanés, Abdalá Hamdok, se reunió el domingo con la fiscal jefe del tribunal internacional, Fatou Bensouda, en lo que describió como una "visita histórica" que supone "el testimonio de la reforma total del nuevo Sudán".

"Nuestro compromiso con hacer justicia no es sólo internacional, sino una respuesta directa para dar respuesta a los eslóganes de la revolución de diciembre", manifestó Hamdok a través de un comunicado publicado por su oficina en su página web.

Así, la oficina del primer ministro dijo que la visita de la delegación del TPI "llega en el marco de coordinación y cooperación con el Gobierno sudanés en lo relativo a los acusados contra los que se han emitido órdenes de arresto", entre los que figura Al Bashir.

Por su parte, el vicepresidente del Consejo Soberano de Transición, Mohamed Hamdan Dagalo, conocido como 'Hemedti', ha mostrado además la disposición de las autoridades de transición a cooperar con el TPI, según ha recogido la agencia estatal sudanesa de noticias, SUNA.

La figura de 'Hemedti', que ascendió con fuerza durante el golpe de Estado militar que derrocó en abril de 2019 a Al Bashir, es controvertida en el país debido a que fue el líder de las Fuerzas de Apoyo Rápido (RSF).

Las RSF, fundadas en 2013 bajo el mando de los temidos Servicios de Inteligencia y Seguridad Nacional (NISS), han recibido una catarata de condenas por parte de numerosas ONG durante los últimos años debido a sus actuaciones, especialmente en el marco del conflicto en Darfur, donde están acusadas de cometer crímenes de guerra y contra la Humanidad.

El TPI presentó en 2007 órdenes de arresto contra el ahora exministro de Asuntos Humanitarios Ahmed Harun y contra Alí Kushayb --un antiguo líder 'yanyawid' que en junio se entregó al tribunal-- por crímenes de guerra y contra la Humanidad cometidos durante el conflicto de Darfur, que estalló en 2003.

Por otra parte, el tribunal con sede en La Haya emitió en 2009 una primera orden de arresto contra Al Bashir por crímenes de guerra y contra la Humanidad, a la que siguió una segunda en 2010 por genocidio contra varias tribus de Darfur. Además, el TPI también emitió una orden de arresto en 2012 contra el ministro de Interior, Abdelrahim Husein.

El Gobierno de transición sudanés se ha mostrado abierto a la posibilidad de entregar al TPI a Al Bashir, que en estos momentos está siendo juzgado en el país por su papel en el golpe de Estado militar de 1989, que le aupó al poder. El expresidente fue condenado a finales de 2019 por cargos de corrupción.