Sudán del Sur.- El CICR llama a "redoblar los esfuerzos" para una paz duradera en Sudán del Sur

Publicado 11/09/2019 12:06:17CET

Denuncia que la violencia generalizada persiste un año después de la firma del acuerdo de paz

MADRID, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

Un año después de la firma del acuerdo de paz entre el Gobierno y los principales grupos rebeldes en Sudán del Sur aún "persiste la violencia generalizada" y la población apenas ha notado cambios en sus vidas, ha denunciado el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), que ha llamado a "redoblar los esfuerzos" para que la paz sea duradera.

Según el jefe de la delegación del CICR en el país, James Reynolds, "los enfrentamientos entre comunidades amenazan la vida de las personas y la frágil estabilidad" en Sudán del Sur doce meses después de la firma del acuerdo el 12 de septiembre de 2018.

Como prueba de ello, los equipos quirúrgicos del CICR "siguen atendiendo a un número considerable de pacientes con heridas de bala, mientras que el nivel de necesidades que padecen las comunidades más afectadas se mantiene elevado", ha explicado, defendiendo la necesidad de "redoblar los esfuerzos para lograr una paz duradera".

De hecho, ha añadido Reynolds, "el número de personas heridas en relación con la violencia que ingresan a nuestras unidades quirúrgicas ha aumentado desde la firma del acuerdo de paz". Entre octubre de 2017 y junio de 2018, ingresaron 526 pacientes, la mayoría con heridas de bala, mientras que en el mismo periodo entre 2018 y 2019, ingresaron 688 pacientes, lo que supone "un aumento cercano al 25 por ciento", ha resaltado.

Además, la violencia tiene efectos en los centros de salud. Así, desde la firma del acuerdo de paz, el CICR ha recabado información sobre 24 incidentes de saqueos a instalaciones o de amenazas al personal aunque, ha admitido Reynolds, "es posible que estos datos solo reflejen parte de los incidentes que afectan a establecimientos sanitarios y al personal de salud".

"En un país con escasos centros de asistencia de salud que funcionan tras décadas de guerra y subdesarrollo, el cierre de tan solo una clínica supone la falta de asistencia para comunidades enteras, convirtiendo en mortales a enfermedades que podrían prevenirse y tratarse", ha lamentado el responsable del CICR.

Según Reynolds, en el último año "se han registrado pocas mejoras para la mayoría de los habitantes de Sudán del Sur". Así, actualmente el número de personas en situación de inseguridad alimentaria es "más elevado que en ningún otro momento" desde que comenzó el conflicto a finales de 2013.

"Abrigamos la esperanza de que el acuerdo de paz se mantenga", ha confiado el responsable del CICR, advirtiendo de que "el regreso al conflicto a gran escala en Sudán del Sur podría traducirse en que, nuevamente, las personas civiles se vean expuestas a ataques deliberados y al desplazamiento, a pesar de estar protegidas por el Derecho Internacional".

Los actuales niveles de violencia entre comunidades, "posibles por el fácil acceso a las armas de fuego en el país", "aún representarán una amenaza para la paz y la estabilidad que los habitantes de Sudán del Sur necesitan para recuperar y reconstruir un país que, en gran medida, solo ha conocido la guerra", ha advertido Reynolds.

Contador