Publicado 31/03/2021 08:59CET

Sudán del Sur.- El gobernador de un estado de Sudán del Sur escapa ileso a una emboscada en el sureste del país

Archivo - Salva Kiir, presidente de Sudán del Sur
Archivo - Salva Kiir, presidente de Sudán del Sur - PRESIDENCIA DE SUDÁN DEL SUR - Archivo

MADRID, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

El gobernador del estado sursudanés de Ecuatoria Oriental (sureste), Louis Logong Lojore, escapó con vida el lunes a una emboscada tendida por personas armadas no identificadas cuando se dirigía a una localidad escenario de un ataque durante el fin de semana que se saldó con más de 15 muertos.

El ministro de Información estatal, Martin Oting Cyprian, ha indicado en declaraciones concedidas a la emisora Radio Tamazuj que la emboscada se saldó con dos muertos, que son un guardaespaldas de Lojore y la esposa de un comandante del Ejército que viajaba en el convoy.

"La misión gubernamental era una de paz para hablar con los jóvenes buya y permitir que la autovía se abriera, para que los vehículos puedan moverse con libertad, además de para rebajar las tensiones", ha indicado, antes de resaltar que esta reunión "fue muy bien".

Sin embargo, ha manifestado que cuando el convoy del gobernador fue atacado cuando se dirigía hacia Kapoeta para hablar con miembros de la comunidad toposa sobre la situación. "El convoy del gobernador fue atacado por jóvenes buya", ha desvelado.

Cyprian ha resaltado que "es un intento de asesinato del gobernador, porque la reunión ya había terminado y se estaba yendo cuando fue atacado". "Durante los disparos contra el convoy murieron un soldado y un civil, mientras que otros dos soldados y un civil resultaron heridos", ha agregado.

"El gobierno seguirá trabajando para la paz, pero si persisten en lo que están haciendo, tendrá que adoptar medidas firmes para tratar con este tipo de gente", ha zanjado. El secretario de prensa de Lobong, Aliandro Lotok, ha resaltado que el ataque tuvo lugar por sorpresa.

Por su parte, el presidente de la Red de Sociedad Civil en Ecuatoria Oriental, Charles Okullu Cypriano, ha condenado los ataques pero ha acusado a las autoridades de "no solucionar los problemas rápidamente". "Hay una acumulación de problemas en Camp 15, especialmente entre los buya y los toposa", ha confirmado.

"El papel del gobierno es llegar rápidamente y resolver los problemas, dejando que la gente sepa que está solucionado. Cuando la gente es asesinada y el gobierno no hace nada, la gente piensa que el gobierno es incapaz de resolver los problemas", ha argüido.

Durante la semana pasada, personas armadas atacaron una base en el condado de Kapoeta, matando a un comandante del Movimiento de Liberación del Pueblo de Sudán-En Oposición (SPLM-IO) y a otros cuatro integrantes del grupo. El SPLM-IO firmó en 2019 un acuerdo de paz con las autoridades y ahora es parte del Gobierno de unidad.

Tras ello, otras 15 personas fueron asesinadas en Camp 15 durante el fin de semana. Lotok destacó el lunes que "por el momento se desconoce quiénes son los atacantes" y ha añadido que entre las víctimas hay doce mujeres.

El Gobierno de unidad en Sudán del Sur echó a andar en febrero, tras la materialización del acuerdo de paz firmado en 2018 por el presidente, Salva Kiir, y el principal líder rebelde, Riek Machar, quien fue nombrado nuevamente como vicepresidente, cargo que ocupaba antes de la guerra civil.

Sin embargo, aún quedan algunos puntos importantes pendientes para la aplicación del acuerdo de paz, incluidos la unificación y despliegue de las fuerzas de seguridad conjuntas y la reconstitución del Parlamento, organismo que estará a cargo de poner en marcha las reformas acordadas en 2018 entre las partes.

Contador