Publicado 09/03/2021 13:00CET

Sudán del Sur.- El Gobierno de Sudán del Sur y una coalición rebelde acuerdan prorrogar el alto el fuego

Archivo - Salva Kiir, presidente de Sudán del Sur
Archivo - Salva Kiir, presidente de Sudán del Sur - PRESIDENCIA DE SUDÁN DEL SUR - Archivo

MADRID, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Sudán del Sur y la coalición rebelde Alianza de Movimientos de Oposición de Sudán del Sur (SSOMA) han prorrogado su compromiso con el acuerdo de alto el fuego, en el marco de sus esfuerzos para intentar lograr un acuerdo de paz en el país africano.

Las partes se han vuelto a comprometer con el respeto a la Declaración de Roma de enero de 2020 y han abogado por "evitar cualquier forma de violencia contra los civiles, incluida la violencia sexual y de género, así como investigar debidamente (los incidentes) y que los responsables rindan cuentas".

Asimismo, han acordado "garantizar un acceso sin restricciones ni condiciones a la ayuda humanitaria a todas las zonas", así como "acordar el establecimiento de un canal de comunicación entre la SSOMA y el Mecanismo de Verificación y Supervisión de los Acuerdos de Transición y Alto el Fuego (CTSAMVM)".

Pagan Amum Okiech, líder del Movimiento Real de Liberación del Pueblo de Sudán (R-SPLM), ha resaltado que ambas partes han discutido además el marco de las negociaciones de paz y ha recalcado que "todos los asuntos políticos" serán abordados durante las mismas, según ha informado la emisora Radio Tamazuj.

"La discusión se ha centrado en cómo podemos salvar a Sudán del Sur de estos interminables periodos de transición y construir una paz sostenible en el país", ha manifestado, antes de hacer hincapié en que las partes harán frente a "las causas subyacentes del conflicto en Sudán del Sur".

Entre los grupos rebeldes de la SSOMA, aglutinados desde agosto de 2019 en la alianza, figuran el NAS, comandado por Thomas Cirillo, y el Frente Unido de Sudán del Sur (SSUF), liderado por el exjefe del Ejército Paul Malong.

El Gobierno de unidad en Sudán del Sur echó a andar en febrero, tras la materialización del acuerdo de paz firmado en 2018 por el presidente, Salva Kiir, y el principal líder rebelde, Riek Machar, quien fue nombrado nuevamente como vicepresidente, cargo que ocupaba antes de la guerra civil.

Sin embargo, aún quedan algunos puntos importantes pendientes para la aplicación del acuerdo de paz, incluidos la unificación y despliegue de las fuerzas de seguridad conjuntas y la reconstitución del Parlamento, organismo que estará a cargo de poner en marcha las reformas acordadas en 2018 entre las partes.