Publicado 09/07/2020 12:21CET

Sudán del Sur.- Kiir anuncia una campaña de desarme en Sudán del Sur para acabar con la violencia intercomunitaria

Sudán del Sur.- Kiir anuncia una campaña de desarme en Sudán del Sur para acabar
Sudán del Sur.- Kiir anuncia una campaña de desarme en Sudán del Sur para acabar - PRESIDENCIA DE SUDÁN DEL SUR

MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir, ha anunciado una serie de medidas para acabar con la creciente violencia intercomunitaria que viene registrando el país, incluida una campaña de desarme a gran escala en todo el territorio con motivo del noveno aniversario de la independencia del país.

En su mensaje a la nación, ha considerado que "la fase de la violencia política ha quedado atrás" gracias al alto el fuego permanente previsto en el acuerdo de paz firmado en septiembre de 2018 y a los esfuerzos en curso por sumar a dicho acuerdo a los grupos que quedaron fuera del mismo.

"Desgraciadamente, nuestro éxito a la hora de poner fin a la violencia política se está viendo ahora amenazado por un tipo diferente de violencia: el conflicto intercomunitario que se está propagando en distintas partes de nuestro país", ha lamentado en su discurso pronunciado el miércoles por la noche.

"No permitiremos que esta nueva amenaza dé marcha atrás a nuestros logros", prometió el mandatario, en referencia a los enfrentamientos y ataques que han tenido lugar principalmente en Jonglei y Ecuatoria Central y que han dejado cientos de muertos y miles de desplazados. Para ello, anunció que en los próximos días se iniciará "un diálogo intra e inter comunitario" que permita "abordar las causas en la raíz de estos enfrentamientos".

Junto a ello, "vamos a lanzar un desarme a gran escala de la población civil, un ejercicio que ya está en marcha en algunas partes del país", añadió el presidente.

En este sentido, hizo un llamamiento a las comunidades, y en particular a los jefes tribales, a que cooperen con la campaña de desarme, y pidió a los ciudadanos autorizados a portar armas a que las entreguen "voluntariamente a las fuerzas de seguridad".

En el caso de quienes no atiendan al llamamiento, "al Gobierno no le quedará otra opción que quitarles por la fuerza dichas armas de sus manos", previno, confiando en que "este no sea el caso y no nos veamos obligados a recurrir al uso de la fuerza para recuperar las armas adquiridas de forma ilegal".

Kiir también anunció "medidas para fortalecer las instituciones encargadas de hacer respetar la ley y el orden así como las que administran justicia". "Estos pasos ayudarán a crear un entorno mejorado para la seguridad, el cual por su parte nos permitirá ofrecer servicios y promover el desarrollo en todo el país", defendió.

RECONOCE QUE SE TRAGÓ SU ORGULLO

Por otra parte, el presidente aprovechó la ocasión para reivindicar su compromiso con la paz, sosteniendo que fue gracias a que aceptó "tragarse su orgullo" que se pudo alcanzar el acuerdo de paz y también fue gracias a que cedió en abandonar los 32 estados para pasar a 10 cómo se logró cerrar el Gobierno de unidad.

"No hice estas concesiones por ninguna debilidad (...) sino en el interés de seguir avanzando en la causa de la paz", subrayó, reclamando seguir adelante con el cumplimiento de lo estipulado en el acuerdo y apostando por "un diálogo genuino para encontrar soluciones prácticas en lugar de anotarse puntos políticos o maniobrar para una futura ventaja política".

Por otra parte Kiir, ha pedido a la población que "mantenga el distanciamiento social, use mascarillas y se lave a menudo las manos". Asimismo, ha justificado la decisión del Gobierno de no imponer el confinamiento total para frenar la pandemia por el impacto económico que tendría, dado que Sudán del Sur es un país sin salida al mar y que buena parte de la población "sobrevive con pequeños negocios diarios".