Publicado 26/08/2020 2:09:40 +02:00CET

Sudán del Sur.- La ONU denuncia la impunidad en los asesinatos de periodistas durante la guerra civil en Sudán del Sur

Sudán del Sur.- La ONU denuncia la impunidad en los asesinatos de periodistas du
Sudán del Sur.- La ONU denuncia la impunidad en los asesinatos de periodistas du - SAMIR BOL / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 26 Ago. (EUROPA PRESS) -

La ONU ha denunciado este martes la situación a la que tienen que hacer frente periodistas y trabajadores de los medios de comunicación en Sudán del Sur, después de que los últimos atentados y asesinatos cometidos contra ellos en los últimos años sigan todavía sin resolverse.

La relatora especial de Derechos Humanos de Naciones Unidas sobre ejecuciones extrajudiciales, Agnès Callamard, ha señalado que la ausencia de investigaciones adecuadas para depurar responsabilidades en este tipo de crímenes envía una "señal muy peligrosa" de impunidad.

"Tres años es demasiado para dejar a una familia en duelo sin respuestas", ha denunciado Callamard en relación al asesinato del periodista británico-estadounidense Christopher Allen, abatido por las Fuerzas Armadas de Sudán del Sur mientras trabajaba en el país el 26 de agosto de 2017.

Mientras las imágenes del cuerpo sin vida de Allen se difundían a través de la red, altos cargos del Gobierno de Sudán del Sur "justificaron" el asesinato, ha dicho Callamard, calificando al periodista de "rebelde y criminal", además de acusarle de haber ingresado de manera ilegal al país.

"Su familia todavía está buscando respuestas sobre las circunstancias de su muerte, así como responsabilidades", ha apuntado.

"La investigación de los crímenes cometidos contra periodistas, no solo en Sudán del Sur, sino en todo el mundo, es un elemento clave para prevenir futuros ataques y poner fin a la impunidad", ha expresado a través de un comunicado.

Callamard ha señalado que el caso de Allen no es único en Sudán del Sur, pues al menos otros diez periodistas han sido asesinados impunemente mientras realizaban su trabajo durante la guerra civil, sin que se hayan rendido cuentas todavía por estos crímenes.

Es por ello que Callamard ha exhortado a las autoridades de Sudán del Sur que lleven a cabo las recomendaciones que Naciones Unidas les hizo llegar el pasado 30 de enero en relación a este asesinato.

No obstante, ante la ausencia de una respuesta a este escrito, así como una investigación por parte de Sudán del Sur, Callamard ha solicitado a la Oficina Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI) que inicie una investigación independiente sobre el asesinato.

"Los gobiernos de Sudán del Sur y Estados Unidos pueden y deben tomar medidas para garantizar que las circunstancias del asesinato del señor Allen sean investigadas de manera completa, independiente y sin miedo", ha enfatizado.

"El FBI tiene el deber, tanto legal como moral, de investigar el asesinato del señor Allen ya que hay sospechas fundadas de que miembros de las fuerzas de Sudán del Sur pueden haber cometido crímenes de guerra"", ha insistido.

En cuanto a Reino Unido, Allen contaba con doble nacionalidad británica-estadounidense, Callamard ha agradecido "la preocupación" mostrada por el Gobierno de Londres, pero ha matizado que tales declaraciones "no son suficientes" y ha animado a las autoridades ha llevar a cabo una investigación.