Publicado 15/11/2021 16:02CET

Sudán del Sur.- Sudán del Sur dice que no procesa por supuesta corrupción a altos cargos por temor a una "rebelión"

Archivo - El presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir
Archivo - El presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir - LI XUEREN / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Sudán del Sur han afirmado este lunes que se ven incapaces de abrir procesos contra funcionarios sospechosos de corrupción por temor a una rebelión que desencadene un nuevo conflicto armado en el país africano.

El presidente de Sudán del Sur, acusó recientemente a varios antiguos altos cargos de malversación y de abrir cuentas en el extranjero para comprar apartamentos de lujo con dinero público.

El secretario de prensa de la Presidencia, Ateny Wek Ateny, ha argumentado este lunes que "hay personas que malversaron fondos que podrían rebelarse", ante las críticas por la ausencia de arrestos y juicios contra altos cargos sospechosos de corrupción.

"Sudán del Sur está abordando el acuerdo de paz (de 2018) para lograr una paz permanente y una Constitución", ha dicho en declaraciones a la emisora sursudanesa de noticias Eye Radio, antes de argumentar que "la responsabilidad de llevar a la gente ante los tribunales es del pueblo y no sólo del presidente".

En este sentido, ha hecho hincapié en que el país "aún no ha llegado a tener una Constitución permanente". "Cualquiera podría elegir volver a la guerra si se le pide que devuelva el dinero público (malversado)", ha sostenido.

Un panel de Naciones Unidas denunció en septiembre que líderes políticos, militares y empresariales de Sudán del Sur han estado implicados en actos de corrupción "a gran escala", lo que ha socavado la estabilidad y ha azuzado el conflicto armado y la violencia en el país, sumido en un periodo de transición desde el citado acuerdo de paz.

El panel reiteró que "el saqueo y la militarización de recursos críticos han significado que el Gobierno de Sudán del Sur no ha cumplido sus obligaciones sobre Derechos Humanos con sus ciudadanos y el fracaso a la hora de lograr el desarrollo socioeconómico ha significado que mujeres, hombres y niños sigan expuestos a una vulnerabilidad, pobreza y sufrimientos extremos".

Sudán del Sur cuenta con un Gobierno de unidad que echó a andar tras la materialización del acuerdo de paz firmado en 2018 por Kiir y el líder rebelde Riek Machar, quien fue nombrado nuevamente para el cargo que ocupaba antes de la guerra civil. Entre los principales puntos pendientes figura la unificación de las fuerzas de seguridad, prevista para este mes tras numerosos aplazamientos.

Contador