Publicado 12/03/2021 14:28CET

Sudán del Sur.- Tres cuartas partes de la población sursudanesa ya necesitan la llegada urgente de ayuda humanitaria

Archivo - Ayuda alimentaria a personas de Nyal, Sudán del Sur
Archivo - Ayuda alimentaria a personas de Nyal, Sudán del Sur - PMA/GABRIELA VIVACQUA - Archivo

MADRID, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

El consorcio internacional Foro ONG, que aglutina a más de 500 organizaciones humanitarias de todo el mundo, ha alertado este viernes de que ya hay más de 8,3 millones de sursudaneses, es decir, tres cuartas partes de la población del país, necesitados de ayuda humanitaria urgente.

Años de conflicto armado en el país y dos años de inundaciones han provocado una escasez crónica de alimentos que ha dejado partes del país en estado crítico, según un comunicado del foro, que aglutina a 414 organizaciones no gubernamentales a nivel nacional y otras 119 internacionales.

"Nuestra mayor preocupación reside en que más de 100.000 personas van a atravesar en los próximos meses unos niveles catastróficos de inseguridad alimentaria y correrán peligro de morirse de hambre, malnutrición u otras enfermedades relacionadas", según la nota.

La situación, estiman las ONG, recuerda a la que existía en 2017, en pleno apogeo del conflicto y una tremenda hambruna que arrasó el estado de unidad. La guerra mató a 400.000 personas, 100.000 de ellas de hambre, y la economía quedó devastada.

Incluso en plenos esfuerzos para un acuerdo de paz, la inseguridad alimentaria ha persistido y más de siete millones de personas podrían estar en "un estado de crisis de inseguridad alimentaria para abril de 2021, y la situación seguirá empeorando", según la nota del Foro, recogida por Bloomberg.

El Gobierno de unidad en Sudán del Sur echó a andar en febrero, tras la materialización del acuerdo de paz firmado en 2018 por el presidente, Salva Kiir, y el principal líder rebelde, Riek Machar, quien fue nombrado nuevamente como vicepresidente, cargo que ocupaba antes de la guerra civil.

Sin embargo, aún quedan algunos puntos importantes pendientes para la aplicación del acuerdo de paz, incluidos la unificación y despliegue de las fuerzas de seguridad conjuntas y la reconstitución del Parlamento, organismo que estará a cargo de poner en marcha las reformas acordadas en 2018 entre las partes.