Publicado 12/08/2021 10:18CET

Sudán.- El TPI dice que "el pueblo de Darfur merece justicia" y pide a Sudán "colaboración" en las investigaciones

Archivo - El expresidente de Sudán Omar Hasán al Bashir
Archivo - El expresidente de Sudán Omar Hasán al Bashir - -/Egyptian Presidency/dpa - Archivo

MADRID, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

El fiscal jefe del Tribunal Penal Internacional (TPI), Karim Khan, ha recalcado que "el pueblo de Darfur merece justicia" y ha expresado su deseo de colaborar con Sudán para lograrlo, después de que el Gobierno sudanés expresara su compromiso de entregar a varias personas acusadas de genocidio y contra la humanidad, incluido el expresidente Omar Hasán al Bashir.

"La gente de Darfur merece justicia tras todo lo que han soportado y sufrido. Esperamos trabajar en colaboración con Sudán en la búsqueda de la rendición de cuentas", ha señalado tras un encuentro con la ministra de Exteriores sudanesa, Maryam al Sadiq al Mahdi.

Asimismo, ha mostrado la disposición del TPI "a trabajar de cerca con las autoridades sudanesas para explorar cómo se puede lograr justicia para las víctimas de Darfur" durante un encuentro con el primer ministro sudanés, Abdalá Hamdok, según ha señalado el tribunal a través de su cuenta en Twitter.

"Me siento privilegiado por estar aquí para continuar la cooperación y el diálogo y para explorar cómo mi oficina y Sudán pueden avanzar para lograr una justicia significativa para las víctimas", ha manifestado tras reunirse con el fiscal general sudanés, Mohamad Osman.

La propia Al Mahdi confirmó el miércoles que Jartum colaborará con los esfuerzos del tribunal "para lograr justicia para las víctimas de la guerra en Darfur" y resaltó que el Gobierno "ha decidido extraditar a las personas buscadas por el TPI", tras aprobar el proyecto sobre el acceso del país al Estatuto de Roma.

Por su parte, el Gobierno estadounidense ha aplaudido la decisión de Jartum. "Esperamos una acción conjunta del Gobierno y el Consejo Soberano de Transición para finalizar y ejecutar esta decisión", ha puntualizado el portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Ned Price.

"Pedimos a Sudán que siga cooperando con Sudán entregando a aquellos contra los que pesan órdenes de arresto y cooperando en la entrega de las pruebas reclamadas. Hacer esto supondría un gran paso adelante para Sudán en la lucha contra décadas de impunidad", ha zanjado durante su rueda de prensa diaria.

Sobre Al Bashir, condenado en 2019 por un tribunal de Sudán por cargos de corrupción, pesan dos órdenes de arresto del TPI por genocidio, crímenes contra la Humanidad y crímenes de guerra por los presuntos abusos cometidos bajo su mando en la región de Darfur.

El TPI ratificó a principios de julio los cargos de crímenes de guerra y contra la Humanidad que pesan sobre Alí Muhamad Alí Abdelrahmán, alias 'Alí Kushayb', un destacado comandante de las temibles milicias 'yanyauid' que respaldaron a Al Bashir durante su campaña de atrocidades en el conflicto de Darfur, entre 2003 y 2004.

Entre las figuras acusadas por el TPI figuran, además de Al Bashir y 'Alí Kushaib', el exministro del Interior y antiguo gobernador de Kordofán Sur Ahmed Harun y el exministro de Defensa Abdelrahim Mohamed Husein, ambos detenidos tras la asonada que derrocó a Al Bashir y bajo custodia desde entonces.