Publicado 04/10/2021 10:48CET

Sudán.- La 'troika' para Sudán, "preocupada" por los "retrasos" en la aplicación del acuerdo de paz con los rebeldes

Archivo - El primer ministro de Sudán, Abdalá Hamdok
Archivo - El primer ministro de Sudán, Abdalá Hamdok - Mario Salerno/European Union/dpa - Archivo

MADRID, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

La 'troika' para Sudán, integrada por Estados Unidos, Reino Unido y Noruega, ha mostrado su "profunda preocupación" por los "retrasos" en la aplicación del acuerdo de paz firmado el 3 de octubre de 2020 por el Gobierno de transición y varios grupos rebeldes.

En un comunicado con motivo del aniversario del acuerdo de paz, la 'troika' ha indicado que estos retrasos incluyen la falta de establecimiento de la Comisión de Paz, el Mecanismo de Supervisión y Evaluación, la Asamblea Legislativa de Transición y el despliegue de las fuerzas de seguridad unificadas en Darfur.

"Son necesarios progresos. Pedimos a todos los firmantes que demuestren liderazgo y que trabajen juntos para centrarse en la aplicación para lograr la muy necesaria paz y seguridad para la población", han señalado estos tres países, que han incidido en la necesidad de "esfuerzos especiales" para cerrar la Declaración Constitucional y el aumento de la participación política de las mujeres.

Así, han manifestado que están "decepcionados" con la "falta de impulso" en las negociaciones de paz con la facción del Movimiento de Liberación del Pueblo de Sudán encabezada por Abdelaziz al Hilu (SPLM-N Al Hilu) y ha pedido al Gobierno y a los rebeldes que vuelvan a la mesa de negociaciones, en línea con la Declaración de Principios de marzo de 2021.

La 'troika', que ha felicitado a Sudán por el acuerdo de paz, ha recalcado que el mismo "responde a los llamamientos de la población sudanesa a favor de la libertad, la paz y la justicia, especialmente a favor de los afectados por el conflicto en Sudán".

En este sentido, ha aplaudido los avances hacia la justicia de transición, incluida la cooperación del Gobierno con el Tribunal Penal Internacional (TPI) y su compromiso con la entrega de los acusados de crímenes de guerra y contra la humanidad en Darfur, entre ellos el expresidente Omar Hasán al Bashir.

"Pedimos al Gobierno que avance rápidamente en este compromiso y que haga progresos de cara al establecimiento del Tribunal Especial para Darfur. El debido proceso ayudará a hacer justicia a las víctimas y apoyará el proceso de reconciliación", ha sostenido.

Por otra parte, ha mostrado su preocupación por el aumento de las tensiones en el este del país y ha condenado "todas las acciones que amenacen la estabilidad y la economía de Sudán", en aparente referencia a las protestas y bloqueos registrados durante las últimas semanas en esta zona del país.

"Una paz sostenible requerirá esfuerzos dedicados por parte de Sudán para aplicar el acuerdo de paz de forma adecuada para que todos puedan beneficiarse de un desarrollo equitativo, una nueva Constitución, una igual ciudadanía y la oportunidad de elegir un gobierno de forma democrática", ha remachado la 'troika'.

El actual Gobierno de transición cuenta con la participación de los grupos rebeldes que firmaron el histórico acuerdo de paz de octubre de 2020, agrupados en el Frente Revolucionario de Sudán (SRF).

El Ejecutivo sudanés hizo de la paz con los rebeldes que luchan contra Jartum una de sus principales prioridades, ya que supone una de las condiciones clave para que Estados Unidos sacara al país de la lista de patrocinadores del terrorismo.

Contador