Publicado 26/10/2021 13:11CET

Sudán.- La UE destinó 430 millones a la transición en Sudán desde 2019

Archivo - Banderas de la UE
Archivo - Banderas de la UE - LEON NEAL - Archivo

BRUSELAS, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Unión Europea ha destinado a la transición democrática en Sudan cerca de 430 millones de euros en apoyo a las reformas políticas y económicas en el país, unos fondos cuya continuidad peligra tras el golpe de Estado de este lunes.

Según fuentes europeas consultadas por Europa Press, en los últimos cinco años los Veintisiete han desembolsado cerca de 500 millones para la población sudanesa y el alto número de refugiados que se encuentran en Sudan.

Desde la instauración de un gobierno de transición fruto del acuerdo entre la junta militar surgida tras el golpe de Estado de 2019 contra el autócrata Omar Hasán al Bashir, la UE reforzó su ayuda directa a Sudán siendo uno de los grandes valedores del proceso de democratización del país. Si bien, la UE analiza la situación en el país y el futuro de los fondos comprometidos con Jartum, han señalado las fuentes.

El apoyo también se ha expresado con visitas de dirigentes como el Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, que viajó en 2020 y 2021 al país. Es más, Borrell y la comisaria de Cooperación Internacional, Jutta Urpilainen, se encuentran estos días en Ruanda para participar en la reunión ministerial Unión Europea-Unión Africana, marco en el que la comisaria finlandesa se iba a desplazar a Sudán, visita que se ha tenido que cancelar por los últimos acontecimientos.

Mientras, otro de los grandes socios del Ejecutivo de transición como Estados Unidos ya ha anunciado que congelará 600 millones previstos en ayuda directa a las autoridades sudanesas tras el golpe militar perpetrado este lunes.

La UE ha tachado la maniobra de los militares sudaneses de "traición" a la transición democrática y ha pedido la liberación del primer ministro del Gobierno de transición de Sudán, Abdalá Hamdok. En un comunicado, Borrell condenó las acciones militares asegurando que representan una "traición a la revolución, la transición y las peticiones legítimas del pueblo sudanés para la paz, justicia y desarrollo económico".