Publicado 13/05/2024 09:19

Sudán.- Los últimos combates en El Fasher entre el Ejército y las RSF dejan al menos 27 muertos y 130 heridos

Archivo - Una calle en la ciudad sudanesa de Al Fasher durante los combates entre el Ejército de Sudán y las paramilitares Fuerzas de Apoyo Rápido (RSF)
Archivo - Una calle en la ciudad sudanesa de Al Fasher durante los combates entre el Ejército de Sudán y las paramilitares Fuerzas de Apoyo Rápido (RSF) - Stringer/Imageslive Via Zuma Pre / Dpa - Archivo

La ONU dice que el principal hospital "ha sobrepasado su capacidad máxima" y denuncia las restricciones a la entrega de ayuda

MADRID, 13 May. (EUROPA PRESS) -

Los combates registrados desde el viernes entre el Ejército de Sudán y las paramilitares Fuerzas de Apoyo Rápido (RSF) en torno a la ciudad de Al Fasher, capital del estado de Darfur Norte (oeste), han dejado al menos 27 muertos y 130 heridos, según ha informado la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

El organismo ha indicado que los combates, en los que se han registrado bombardeos y el uso de armas pesadas, estallaron durante la jornada del viernes y "se extendieron al centro de la ciudad", provocando además el desplazamiento de otras 850 personas, según datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

"Si bien los combates han terminado, existe la preocupación de que se retomen próximamente", ha dicho la OCHA, que ha alertado de que el hospital de la ciudad, que tiene cien camas de capacidad, "ha sobrepasado su capacidad máxima". "Durante los enfrentamientos, el hospital no contaba con ambulancias para transportar a los heridos y tiene un equipamiento médico y medicinas limitados para tratar a los heridos, además de no contar con suministros quirúrgicos", ha explicado.

Asimismo, ha recordado que más de 40.600 personas se vieron desplazadas entre el 1 y el 18 de abril por los enfrentamientos entre el Ejército y las RSF, apoyados respectivamente por milicias tribales de la zona, combates que afectaron también a las localidades de Kebkabiya y Kutum.

"El acceso humanitario a El Fasher ha estado gravemente limitado por las restricciones en la línea de frente y a través de las fronteras", ha alertado, antes de reseñar que ya antes de estos enfrentamientos, más de un año de guerra y las limitaciones a la entrega de ayuda han ahondado la grave crisis humanitaria en Darfur, donde nueve millones de personas se encuentran en situación de necesidad.

Durante la jornada del domingo, la organización no gubernamental Médicos Sin Fronteras (MSF) denunció que al menos dos niños y un cuidador murieron en un ataque contra el Hospital Pediátrico Babiker Nahar de El Fasher, en el marco de los enfrentamientos entre el Ejército y las RSF, ahora declaradas como una organización terrorista.

El y las RSF se han acusado mutuamente de la muerte de decenas de civiles durante los combates, uno de los principales epicentros del conflicto durante las últimas semanas. La ciudad lleva semanas bajo asedio de los paramilitares, mientras el Ejército sudanés y una coalición de guerrillas encabezadas por una facción del Movimiento de Liberación de Sudán que dirige el gobernador de Darfur, Minni Minawi, se encuentran atrincherados en varios barrios.

Allí hay ahora mismo un millón y medio de personas que viven bloqueadas tanto en la urbe como en sus tres principales campos de desplazados: Abuya, Abu Shuk y Zamzam, a las afueras de la ciudad, que aglutinan a más de 500.000 personas y se encuentran en primera línea de fuego. La ciudad es además uno de los principales nudos humanitarios de la ONU en el país africano.

La guerra estalló el 15 de abril de 2023 a causa de las fuertes discrepancias en torno al proceso de integración del grupo paramilitar en el seno de las Fuerzas Armadas, situación que provocó el descarrilamiento definitivo de la transición abierta en 2019 tras el derrocamiento del régimen de Omar Hasán al Bashir.

Contador