Publicado 05/07/2021 15:05CET

Suecia.- El Parlamento sueco votará el miércoles si devuelve a Lofven los galones de primer ministro

Archivo - Primer ministro de Suecia Stefan Lofven
Archivo - Primer ministro de Suecia Stefan Lofven - - / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro en funciones de Suecia, Stefan Lofven, tendrá el miércoles una nueva oportunidad para recuperar las competencias perdidas tras la moción de censura de hace dos semanas, después de que la oposición no haya consensuado una alternativa a la actual coalición de Gobierno.

Una moción de censura reabrió el 21 de junio la crisis política en Suecia y planteó un nuevo escenario de negociaciones en el que el presidente del Parlamento, Andreas Norlen, ha designado ya dos potenciales candidatos a liderar el Ejecutivo. El primero de ellos, el conservador Ulf Kristersson, renunció la semana pasada tras constatar la falta de apoyos, lo que dejó de nuevo la pelota en el tejado de Lofven.

El líder socialdemócrata tenía hasta este lunes para decidir qué hacer y, finalmente, se someterá el miércoles a una votación en la que los legisladores deberán pronunciarse sobre su candidatura. Lofven ha subrayado este lunes la necesidad de tener un Gobierno fuerte y ha recordado que, si recae en él la responsabilidad, es porque quienes votaron destituirle no lograron un mínimo acuerdo en torno a Kristersson, según 'Aftonbladet'.

El aspirante se enfrenta ahora un escenario distinto, ya que como ha recordado Norlen, no necesita una mayoría favorable, sino que menos de 175 diputados voten 'no'. Así, los medios locales no descartan que Lofven pueda recuperar de nuevo las riendas del país por un estrecho margen si logra el apoyo o al menos la abstención de las formaciones de izquierda y del Partido de Centro.

En cualquier caso, el presidente del Parlamento ya había dejado claro que su intención era acortar plazos y celebrar este mes de julio las cuatro votaciones que activarían la convocatoria de elecciones anticipadas --una por semana-- para evitar que la crisis se prolongue en el tiempo.

Contador