Publicado 21/10/2021 09:26CET

Suiza.- ABB rebaja sus previsiones anuales por los problemas de suministro

Archivo - Oficinas de ABB
Archivo - Oficinas de ABB - ABB - Archivo

MADRID, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

ABB registró un beneficio neto atribuido de 1.906 millones de dólares (1.637 millones de euros) en el conjunto de los nueve primeros meses de 2021, lo que equivale a una caída del 63,5% respecto del mismo periodo del año anterior, cuando sus cuentas reflejaron el impacto positivo de las plusvalías por la venta de su división de redes a Hitachi, informó la multinacional, que ha revisado a la baja sus previsiones anuales por el impacto de los problemas de suministro.

Entre enero y septiembre, los ingresos de la empresa suiza de ingeniería y robótica industrial aumentaron un 12,8% en comparación con los nueve primeros meses de 2020, hasta un total de 21.378 millones de dólares (18.361 millones de euros), mientras que la cartera de pedidos aumentó un 21%, hasta 23.611 millones de dólares (20.279 millones de euros).

En el tercer trimestre, ABB contabilizó un beneficio neto atribuido de 652 millones de dólares (560 millones de euros), frente a las ganancias de 4.530 millones de dólares (3.891 millones de euros) anotadas en el mismo periodo de 2020 cuando registró la venta de Power Grids a Hitachi.

Entre julio y septiembre, la cifra de negocio de ABB creció un 6,8% interanual, hasta 7.028 millones de dólares (6.036 millones de euros) y los pedidos recibidos sumaron 7.866 millones de dólares (6.756 millones de euros), un 28,8% más.

"Los ingresos se vieron obstaculizados por las limitaciones de la cadena de suministro que retrasaron las entregas a los clientes", explicó el consejero delegado de ABB, Björn Rosengren.

De este modo, la multinacional prevé que continuarán las dificultades de la cadena de suministro, lo que afectará a las entregas a los clientes y mantendrá el crecimiento de los ingresos comparable en niveles similares al tercer trimestre.

Asimismo, para el conjunto de 2021 la empresa anticipa ahora un crecimiento de los ingresos comparables del 6% al 8%, frente a su anterior previsión de algo menos del 10%, como consecuencia de los problemas de la cadena de suministro en la recta final del ejercicio.