Publicado 21/04/2021 10:38CET

La Superliga tomará "los pasos más adecuados" para reformularse

11 April 2021, Italy, Turin: Juventus' Cristiano Ronaldo pictured during the Italian Serie A soccer match between Juventus FC and Genoa CFC at Allianz Stadium. Photo: Marco Alpozzi/LaPresse via ZUMA Press/dpa
11 April 2021, Italy, Turin: Juventus' Cristiano Ronaldo pictured during the Italian Serie A soccer match between Juventus FC and Genoa CFC at Allianz Stadium. Photo: Marco Alpozzi/LaPresse via ZUMA Press/dpa - Marco Alpozzi/LaPresse via ZUMA / DPA

MADRID, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

La retirada de los seis clubes ingleses fundadores de la Superliga, que ha obligado a los seis restantes a reconsiderar el proyecto, ha provocado el desplome de las acciones de los equipos de fútbol cotizados, con caídas superiores al 10% en el caso de la Juventus y del 6% en el del Manchester United, que ayer anunciaba su renuncia al plan igual que los otros cinco fundadores ingleses.

En concreto, los títulos de la 'Vecchia Signora' cedían un 10,60% tras cumplirse la primera hora de negociación en la Bolsa de Milán, borrando así prácticamente todas las ganancias acumuladas desde el pasado lunes tras anunciarse el proyecto de Superliga.

De su lado, los títulos del Manchester United, cotizados en la Bolsa de Nueva York, cerraron la sesión de este martes con una caída del 6,03%.

El castigo bursátil al fracaso del proyecto de Superliga repercute negativamente también las cotizaciones de otros equipos que no formaban parte del mismo y que habían expresado su oposición a la nueva competición, como el Borussia Dortmund, que perdía un 1,33%, la Roma, cuyas acciones bajaban un 1,24%, o el Ajax, que caía un 0,32% en la Bolsa de Ámsterdam.

Tras el adiós a la Superliga anunciado este martes por los seis clubes ingleses (Arsenal, Chelsea, Tottenham, Manchester United, Manchester City y Liverpool), la mitad de los 12 fundadores iniciales, los otros seis clubes (Real Madrid, FC Barcelona, Atlético de Madrid, Juventus, Inter de Milán y Milan) han anunciado su intención de reconsiderar el diseño del proyecto, aunque sin declararlo terminado.

"Dadas las circunstancias actuales, reconsideraremos los pasos más adecuados para remodelar el proyecto, teniendo siempre en mente nuestros objetivos de ofrecer a los aficionados la mejor experiencia posible mejorando los pagos solidarios para toda la comunidad del fútbol", señaló la Superliga en un comunicado.

Los seis 'supervivientes' del proyecto recalcaron que la salida de los clubes ingleses se ha debido "a la presión ejercida sobre ellos", pero dejaron claro su convencimiento de que su propuesta "está totalmente alineada con la legislación y normativa europea, como demuestra una decisión judicial para proteger a la Superliga de acciones de terceros".

Además, insistieron en que "el 'statu quo' actual del fútbol europeo debe cambiar" y que el actual sistema "no funciona". "Nuestra propuesta tiene como objetivo permitir que el deporte evolucione generando recursos y estabilidad para el conjunto de la pirámide del fútbol, que también ayudaría a superar las dificultades financieras a las que se enfrenta toda la comunidad del fútbol por la pandemia. También proporcionaría pagos de solidaridad sustancialmente mejorados para todos los actores del fútbol", advirtió.

En este sentido, Andrea Agnelli, presidente de la Juventus y uno de los impulsores del proyecto, advirtió en el diario 'La Repubblica' de que entre los seis clubes que quedan "hay un pacto de sangre" y que la Superliga tiene "un cien por cien de posibilidades de éxito". "Seguimos adelante", detalló.

El empresario italiano dejó claro que quieren "crear la competición más bonita del mundo capaz de traer beneficios a toda la pirámide del fútbol" y que para ello no dudarán en sacarlo adelante a través del diálogo con las instituciones del fútbol. "Si nos hacen una propuesta, la valoraremos", admitió.

Contador