Publicado 15/09/2020 4:13:26 +02:00CET

El Supremo de Colombia ordena repetir el proceso judicial contra un líder paramilitar por inconsistencias de la Fiscalía

Tropas del 'Bloque Centauros' de las Autodefensas Campesinas de Cordoba y Uraba (ACCU) de Colombia.
Tropas del 'Bloque Centauros' de las Autodefensas Campesinas de Cordoba y Uraba (ACCU) de Colombia. - EL TIEMPO / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

El comandante de las Autodefensas de Colombia (AUC), José Gregorio Mangones Lugo, tendrá que volver a pasar por un proceso judicial, después de que el Tribunal Supremo encontrara deficiencias en las acusaciones que emitió en su contra la Fiscalía, que previamente había apelado la condena de la Sala de Justicia y Paz del Tribunal de Barranquilla.

Lugo, también conocido como 'Carlos Tijeras', y sus hombres del escuadrón 'William Rivas' de las AUC habían sido condenados en 2018 a casi diez años de cárcel por su implicación en miles de crímenes cometidos en el departamento de Magdalena, en el norte de Colombia, habiendo reconocido su responsabilidad en algunos de ellos.

El Tribunal Supremo ha dado la razón a la Fiscalía y ha ordenado que el proceso contra 'Carlos Tijeras' y sus hombres se vuelva a repetir, después de encontrar varios errores desde el principio del juicio contra ellos, según ha contado el diario colombiano 'El Espectador'.

Sin embargo, el Supremo no sólo ha encontrado irregularidades en el Tribunal de Barranquilla, sino también en la propia Fiscalía, que deberá ahora presentar nuevamente los cargos que se le imputan a 'Carlos Tijeras' y sus hombres.

"La Sala se abstendrá de estudiar las censuras planteadas por la Fiscalía e invalidará la actuación únicamente desde el cierre de la audiencia concentrada de formulación y aceptación de cargos", ha dicho el Tribunal.

Entre las irregularidades que la Fiscalía achacó al Tribunal de Barranquilla está la decisión de modificar el delito de hurto por el de apropiación de bienes protegidos, en un caso en el que 'Carlos Tijeras' robó un vehículo y un millón de pesos colombianos (unos 230 euros), puesto que no está sujeto a esta categoría, ya que supuso un "enriqueció ilícitamente al miembro paramilitar ejecutor de la conducta criminal" y no una manera de financiar la organización armada.

La Fiscalía también criticó la decisión del Tribunal de Barranquilla de no condenar por un delito de falsedad documental a 'Carlos Tijeras', quien ordenó a sus hombres asesinar a un civil para hacerle pasar por él, o cuando amedrentaban a funcionarios para que cambiaran la identidad de algunas personas que asesinaron para hacer creer a las autoridades que eran guerrilleros.

'Carlos Tijeras', es "el amo y el señor de la ilegalidad", denunció la Fiscalía, quien señala cómo el "poder" y el "dominio territorial" del líder paramilitar le hacía "establecer la manera y forma de cómo debía morir la población civil" para hacer pasar por muerte natural "a quien violentamente le habían causado el deceso".

SIN ELEMENTOS DE CONVICCIÓN

Sin embargo, cuando las quejas de la Fiscalía llegaron al Supremo, el Alto Tribunal no encontró "ningún elemento de convicción que acreditase la materialidad" de algunos de los delitos que le imputaba el Ministerio Público.

"La Sala de Conocimiento de Justicia y Paz profirió sentencia sin contar con los elementos de juicio que acreditaran la ocurrencia de los comportamientos delictivos y la responsabilidad de los postulados", ha dicho el Supremo, quien no halló pruebas concluyentes que justificasen las numerosas acusaciones que la Fiscalía habría presentado en catorce expedientes.

"Resulta evidente la irregularidad del Tribunal, pues la no presentación por parte de la Fiscalía de los medios de convicción acerca de los hechos punibles atribuidos a los desmovilizados impedía continuar con el trámite de la audiencia", ha explicado.

Contador