El Supremo de EEUU no se pronuncia sobre la demanda del Gobierno para cerrar el programa DACA y lo deja en vigor

Manifestación en apoyo de los 'dreamers' en San Diego
REUTERS / JOHN GASTALDO - Archivo
Publicado 22/01/2019 23:17:28CET

   MADRID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El Tribunal Supremo de Estados Unidos ha decidido este martes no pronunciarse sobre los planes de la Administración para cerrar el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), lo que implica que no valorará la apelación del Gobierno y lo deja en vigor.

   La próxima vista del Supremo para valorar la situación tendrá lugar el 15 de febrero y, aunque decidieran aceptar la demanda en ese caso, no sería sopesada hasta después del final de su actual mandato, en junio, según ha informado el diario local 'The New York Times'.

   El programa, creado en 2012 durante la Presidencia de Barack Obama, ha permitido que 700.000 jóvenes obtengan una protección especial frente a posibles deportaciones y permisos de trabajo durante un periodo de dos años. Pasado este plazo, deben volver a solicitar ser incluidos.

   Un portavoz del actual Departamento de Justicia había insistido durante las vistas previas en que el Gobierno seguirá defendiendo que "actuó dentro de su autoridad legal al decidir finalizar el DACA de una manera ordenada".

   De esta forma, la decisión del tribunal deja en vigor el programa y quita peso negociador al presidente, Donald Trump, que quería usar una victoria en el Supremo en sus negociaciones con los demócratas en materia migratoria.

   El mandatario planteó el sábado una nueva propuesta para acabar con casi un mes de cierre parcial de la Administración federal que incluye tres años de financiación para los 'dreamers' a través del DACA --una vía de regularización de indocumentados-- y los 5.700 millones de dólares para instalar un muro de acero en la frontera con México.

   Así, dijo que su objetivo es "romper el bloqueo" que paraliza parcialmente la Administración federal y ha dejado a 800.000 trabajadores federales sin sueldo. En su intervención, Trump intentó presionar a los demócratas para que apoyen su propuesta y vuelvan a la mesa de negociación evocando de nuevo la "crisis" en la frontera.

   Sin embargo, varios dirigentes del Partido Demócrata habían expresado su rechazo a la propuesta incluso antes de que el inquilino de la Casa Blanca la presentara oficialmente.

   La administración pública funciona a medio gas desde el pasado 22 de diciembre porque el Congreso, tanto los demócratas como algunos republicanos, se negó a liberar 5.700 millones de dólares para construir el muro, haciendo naufragar así el acuerdo sobre el nuevo techo de gasto.

Para leer más