Publicado 28/01/2021 10:45CET

El Supremo de Pakistán ordena liberar al principal acusado de la decapitación en 2002 del periodista Daniel Pearl

Ahmed Omar Said Sheij, principal acusado de la decapitación del periodista estadounidense Daniel Pearl en 2002 en Pakistán
Ahmed Omar Said Sheij, principal acusado de la decapitación del periodista estadounidense Daniel Pearl en 2002 en Pakistán - GETTY IMAGES

MADRID, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Supremo de Pakistán ha ordenado este jueves la liberación del principal acusado de la decapitación en 2002 del periodista estadounidense Daniel Pearl, tras rechazar las apelaciones del gobierno de la provincia de Sindh y de la familia del fallecido.

El fallo del tribunal ha sido emitido por un comité integrado por tres jueces y se ha saldado con dos votos a favor y uno en contra, ratificando así la orden del Tribunal Supremo de Sindh, según ha recogido el diario paquistaní 'Dawn'.

Mehmud Ahmed Sheij, abogado del acusado, Ahmed Omar Said Sheij, ha confirmado la decisión del tribunal. "El tribunal ha ordenado la liberación de mi cliente", ha manifestado, tal y como ha informado la agencia alemana de noticias DPA.

El tribunal provincial dictaminó que Said Sheij debe ser liberado, después de determinar en abril de 2020 que la pena de muerte impuesta contra él por un tribunal de primera instancia hace 18 años se basó en pruebas defectuosas. Asimismo, suspendió las cadenas perpetuas dictadas contra tres cómplices.

Los cuatro procesados deberían haber salido de prisión tras el fallo dictado por el Tribunal Supremo de Sindh el 2 de abril, pero no fueron liberados. En lugar de salir de la cárcel, volvieron a ser arrestados en aplicación de una ley de seguridad pública que permite a las autoridades detener a cualquier persona que sea considerada una amenaza al orden público.

Tanto la familia de Pearl como el gobierno regional de Sindh han recurrido ante el Tribunal Supremo la decisión del tribunal superior de poner en libertad a los cuatro procesados.

Pearl, que era el corresponsal en el sureste de Asia del diario estadounidense 'The Wall Street Journal', fue secuestrado, torturado y decapitado en la ciudad de Karachi (sur) en 2002. El reportero era uno de los periodistas que estaban en Pakistán para informar sobre las consecuencias de la caída del régimen talibán en el vecino Afganistán.