Publicado 19/12/2019 18:29CET

El Supremo de Venezuela declara nula la reforma parlamentaria que permite el voto virtual para los diputados exiliados

MADRID, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela ha declarado nula este jueves la reforma del reglamento interno de la Asamblea Nacional que permite el voto virtual para los diputados que están en el exilio.

"No existe en el derecho ni en el mundo ningún parlamento virtual. Todos tienen sede y exigen la presencia física de los diputados", ha dicho el presidente de la Sala Constitucional del TSJ, Juan José Mendoza, en la lectura de la resolución judicial, según informa el portal de noticias Efecto Cocuyo.

Mendoza ha acusado a la Asamblea Nacional de "desconocer la condición parlamentaria al pretender reconocer a personas que abandonaron su función legislativa", lo cual "lesiona la legítima aspiración de los diputados suplentes de poder incorporarse al Parlamento".

El fallo del TSJ responde precisamente a una cuestión planteada por tres diputados, entre ellos el suplente Jesús Peña, que ven en la modificación del reglamento interno de la Asamblea Nacional una vulneración de sus derechos.

En consecuencia, ha ordenado a la Fiscalía que investigue "las conductas de tipos delictivos contemplados en la ley en los que habrían incurrido los diputados" que votaron a favor de dicha reforma, mencionando en concreto al "presidente encargado" de Venezuela y titular de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó.

Es habitual que el TSJ, controlado por el 'chavismo', considere nulos los actos emanados del Parlamento, de mayoría opositora, al que considera en desacato desde 2016 por una disputa electoral en torno a tres diputados opositores.

VOTO VIRTUAL

La aprobación del voto virtual se produjo el martes con el objetivo expreso de "ofrecer a los diputados que se encuentran en el exilio el cumplimiento de sus funciones parlamentarias a través de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC)".

El vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, ya había avanzado de que la Asamblea Nacional preparaba una maniobra de este tipo para que los diputados en el exilio pudieran votar por "Skype".

Según Cabello, el verdadero propósito del cambio en el reglamento parlamentario es garantizar que Guaidó sea reelegido el próximo 5 de enero como presidente de la Asamblea Nacional, cuando expira su mandato, conforme a las normas de rotación en la cúpula de la sede legislativa entre los principales partidos de la oposición venezolana.

Guaidó, cada vez más cuestionado en las filas opositoras por la falta de resultados, se autoproclamó "presidente encargado" de Venezuela el pasado 23 de enero, fundando su legitimidad en su estatus de presidente de la Asamblea Nacional.

Si no fuera renovado para un segundo mandato en el Parlamento, podría perder también el cargo de "presidente encargado" de Venezuela, lo que abocaría a la oposición a una nueva crisis de liderazgo en medio de sus esfuerzos para desahuciar a Nicolás Maduro del Palacio de Miraflores.

Al margen de la pugna interna, la oposición denuncia que es víctima de una nueva ofensiva judicial que le ha llevado a perder al menos 30 de los 167 escaños con los que cuentan los partidos críticos con Maduro.

El ex presidente de la Asamblea Nacional Henry Ramos Allup ha alertado de que podrían perder más escaños de cara al 5 de enero. El lunes, el Tribunal Supremo de Justicia ordenó procesar a otros cuatro diputados opositores por la supuesta "trama de corrupción" en el Parlamento.