Publicado 27/04/2015 21:25CET

Suspenden la junta médica del caso Nisman por los peritos

Argentine prosecutor Alberto Nisman attends a meeting with journalists in Buenos
MARCOS BRINDICCI / REUTERS

BUENOS AIRES, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

La junta médica encargada del análisis forense del caso sobre la muerte del fiscal del caso AMIA, Alberto Nisman, ha empezado sus trabajos este lunes, pero brevemente, porque han tenido que suspenderse al constatar que los peritos no habían visto las pruebas.

La fiscal del caso, Viviana Fein, ha anunciado a las puertas de la sede del Cuerpo Médico Forense en Buenos Aires el inicio de las tareas de análisis de los peritos para despejar las incógnitas en torno a algunos aspectos de la muerte de Nisman.

Según ha explicado, "tendrán que dar respuesta a los 24 puntos periciales establecidos, previo análisis de la documentación fotográfica, fílmica y los antecedentes de interés médico legal obrantes en autos".

Entre los temas más controvertidos destacan la hora exacta de la muerte de Nisman, que según algunos pudo ser anterior a la difundida oficialmente, y la posición exacta de su cadáver en el cuarto de baño de su domicilio.

A pesar de las dificultades, Fein ha confiado en que las conclusiones de esta junta médica puedan conocer en un plazo de entre cinco y seis días para cuyo fin, de ser necesario, ha adelantado que podría llamarse a expertos internacionales.

Sin embargo, nada más arrancar la primera sesión de trabajo, ha tenido que suspenderse porque, según informa 'Clarín', los peritos de la Morgue y de la Policía Federal no habían visto las pruebas a su disposición: fotos, videos y la autopsia de Nisman.

Se trata de la segunda vez que la junta médica tiene que suspenderse. La primera fue el pasado 27 de marzo a petición de la ex mujer de Nisman, Sandra Arroyo, por su discrepancia en torno a algunos puntos de las pesquisas forenses.

CASO NISMAN

Nisman fue hallado muerto el pasado 18 de enero en el cuarto de baño de su casa de Buenos Aires con un disparo en la cabeza. Aunque al principio el caso se vendió como un suicidio, las sucesivas pruebas han desmontado esta hipótesis, apuntando a un asesinato.

El fiscal murió cuatro días después de que presentara una denuncia contra la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, por supuestamente encubrir a los sospechosos iraníes del atentado perpetrado contra la AMIA.

La denuncia de Nisman prosperó, a pesar de su muerte, gracias al fiscal Gerardo Pollicita, que llegó a imputar a Fernández de Kirchner. El juez Daniel Rafecas tumbó los cargos en una decisión respaldada por la Cámara Federal, pese a los recursos de la Fiscalía.