Publicado 28/05/2024 17:55

Suspendida la sesión en la Asamblea Nacional francesa después de que un diputado sacara una bandera palestina

May 7, 2024, Paris, France: General view at the National Assembly during the session of questions to the government. A weekly session of questioning the French government takes place in the National Assembly at Palais Bourbon in Paris.
May 7, 2024, Paris, France: General view at the National Assembly during the session of questions to the government. A weekly session of questioning the French government takes place in the National Assembly at Palais Bourbon in Paris. - Europa Press/Contacto/Telmo Pinto

MADRID, 28 May. (EUROPA PRESS) -

El presidenta de la Asamblea Nacional francesa (Cámara Baja), Yael Braun-Pivet, ha suspendido este martes la sesión plenaria después de que el diputado Sébastien Delogu, de la formación progresista La Francia Insumisa (LFI), haya sacado una bandera palestina.

Diputados de Europa Ecológica Los Verdes (EELV) y LFI han pedido al gobierno que se posicione de forma más contundente contra los ataques israelíes en la Franja de Gaza, y los ecologistas han solicitado incluso el reconocimiento del Estado palestino, recoge BFMTV.

Después de considerar como insatisfactorias las respuestas por parte del primer ministro Gabriel Attal y del ministro delegado de Comercio Exterior, Fransk Riester, el diputado Delogu ha mostrado una bandera palestina, un gesto prohibido por la normativa de la cámara.

Más tarde, Delogu ha afirmado sentirse "orgulloso" de su gesto como una señal de apoyo a la población palestina. "Ondeé la bandera en la mayor institución francesa porque mientras hablamos (...) los niños están siendo masacrados por las armas francesas", ha dicho.

Asimismo, el diputado de LFI ha anunciado en su perfil oficial en redes sociales que participará en una manifestación en apoyo a la población palestina programada para este mismo martes por la tarde en la plaza de la República.

Sin embargo, el gesto del diputado de LFI ha tenido rápidas consecuencias y la mesa de la Asamblea Nacional lo ha expulsado de la sala para los próximos quince días, a la par que le ha privado de la mitad de su dieta parlamentaria durante los próximos dos meses.

El fundador de LFI y ahora presidente del grupo parlamentario, Jean-Luc Mélenchon, ha salido al paso de lo ocurrido para señalar que la sanción es más bien "una condecoración" para Delogu, aunque también es una "vergüenza eterna" para quienes se la han impuesto.

"Hemos visto y oído demasiado de los amigos del genocidio en la Asamblea Nacional. Nunca castigado, siempre alentado (...) Embargo de armas, reconocimiento del Estado palestino. No busques en otro lado, el genocidio está ante tus ojos", ha aseverado en sus redes sociales.

Contador