Publicado 10/02/2021 15:07CET

La suspensión de cuentas vinculadas a las protestas agrarias aumenta la tensión entre Twitter y el Gobierno de India

Sede de la red social Twitter en Nueva York, Estados Unidos
Sede de la red social Twitter en Nueva York, Estados Unidos - JOHN NACION / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

La red social Twitter ha informado este miércoles de que ha bloqueado decenas de cuentas relacionadas con las protestas agrarias que se han registrado en India desde hace meses por incitar presuntamente a la violencia, pero ha dejado activas un gran número de ellas a pesar de las amenazas del Gobierno.

La semana pasada, las autoridades indias exigieron a Twitter el bloqueo de cientos de cuentas que impulsaban las protestas contra el paquete de leyes por considerar que incurren en delitos de "desorden público", según informaciones de la cadena CNA.

En un principio, la plataforma bloqueó un gran número de usuarios, incluidos grupos agrarios y una influyente revista. Sin embargo, Twitter ha procedido a desbloquear estas cuentas poco después, lo que ha suscitado críticas y amenazas por parte del Gobierno, que asegura que tomará "medidas legales".

Los agricultores han salido a la calle en la capital del país desde el pasado mes de noviembre para exigir la retiradas de las leyes en el que ha supuesto uno de los principales desafíos del Gobierno del primer ministro, Narendra Modi, desde que llegó al poder en 2014.

Las protestas han provocado reacciones a nivel internacional, lo que ha sido condenado por el Gobierno, que tilda todos los comentarios al respecto de "sensacionalistas".

En el centro del conflicto se encuentra un paquete de leyes aprobado en septiembre de 2020 para desregular la comercialización y el almacenamiento de productos agrícolas. Los afectados exigen la revocación inmediata de las leyes que, según dicen, afectarán sus ingresos y beneficiarán a las grandes corporaciones.

Además, acusan al Gobierno de querer desmantelar un sistema de adquisiciones que les garantiza precios mínimos para sus productos y les protege de los caprichos del mercado. El Gobierno ha asegurado no obstante que las leyes aumentarán la productividad agrícola y liberarán a los agricultores de las garras de los intermediarios.