Publicado 20/03/2021 15:48CET

Tailandia.- Bangkok alberga una nueva protesta de grupos por la regeneración democrática cerca del Gran Palacio

13 March 2021, Thailand, Bangkok: Pro-democracy protesters gather at the Democracy Monument before heading to the prime minister's residence as protests calling for political and monarchy reforms continue in Bangkok. Photo: Peerapon Boonyakiat/SOPA Images
13 March 2021, Thailand, Bangkok: Pro-democracy protesters gather at the Democracy Monument before heading to the prime minister's residence as protests calling for political and monarchy reforms continue in Bangkok. Photo: Peerapon Boonyakiat/SOPA Images - Peerapon Boonyakiat/SOPA Images / DPA

BANGKOK, 20 Mar. (DPA/EP) -

Las autoridades tailandesas han desplegado cañones de agua, gases lacrimógenos y balas de goma para dispersar una nueva protesta a favor de la regeneración democrática en el país, en línea con las de las últimas semanas.

La Policía había levantado una gran barricada de contenedores y alambre de púas para impedir que los manifestantes se acercaran al palacio para una protesta que ha sido pacífica en su mayor parte hasta que los manifestantes retiraron las medidas de protección.

Al menos dos manifestantes fueron arrestados por los equipos antidisturbios. Uno de los detenidos llevaba un cartel con el eslogan "Devolved la felicidad a la gente".

La manifestación, como otras tantas, ha sido organizada por el Grupo REDEM (Reiniciar la Democracia), compuesto de jóvenes manifestantes que piden reformas a la monarquía y exigen que se reescriba la Constitución militar.

Las protestas se han estancado en parte debido a la creciente carga de casos de virus en el país, aunque el reciente juicio masivo de líderes prodemocracia acusados de sedición y lesa majestad ha provocado que los manifestantes vuelvan a las calles.

La ley de lesa majestad de Tailandia puede significar hasta 15 años de prisión si los infractores son declarados culpables de insultar al rey, la reina, el heredero o el regente.

Las autoridades tailandesas han acusado a más de 60 personas según la ley desde noviembre, según el grupo de derechos Abogados de Tailandi por los Derechos Humanos.

El actual Gobierno tailandés fue elegido en 2019, pero bajo reglas que favorecían en gran medida a las autoridades en funciones. Al menos un partido de la oposición se vio obligado a disolverse después de la contienda, y hubo denuncias de intromisión real en las elecciones.

Contador