Publicado 09/03/2021 06:10CET

Tailandia.- HRW alerta del riesgo de una "larga detención preventiva" a acusados de lesa majestad en Tailandia

Archivo - 27 November 2020, Thailand, Bangkok: A protester burns a photo of Thai Prime Minister Prayuth Chan-ocha during a Pro-democracy protest demanding governmental reform. Photo: Varuth Pongsapipatt/SOPA Images via ZUMA Wire/dpa
Archivo - 27 November 2020, Thailand, Bangkok: A protester burns a photo of Thai Prime Minister Prayuth Chan-ocha during a Pro-democracy protest demanding governmental reform. Photo: Varuth Pongsapipatt/SOPA Images via ZUMA Wire/dpa - Varuth Pongsapipatt/SOPA Images / DPA - Archivo

MADRID, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

La ONG Human Rights Watch (HRW) ha alertado este martes del riesgo que corren tres activistas tailandeses, acusados de crímenes de lesa majestad por insultar a la monarquía, de pasar "años" detenidos hasta que concluya su juicio.

El Tribunal Penal de Bangkok ha ordenado la detención preventiva de tres destacados activistas democráticos acusados de insultar a la monarquía, ha detallado la organización, y no les ha permitido solicitar la libertad bajo fianza.

Los tres activistas han sido acusados por pronunciar discursos exigiendo reformas de la monarquía durante un mitin político en 2020, una pena que se castiga en el país con hasta 15 años de prisión.

"Hay un patrón creciente de activistas tailandeses acusados de lesa majestad que son enviados a largos períodos de detención preventiva", ha advertido el director para Asia de Human Rights Watch, Brad Adams, que ha recordado que los tribunales "deben defender el derecho a la presunción de inocencia y garantizar el cumplimiento de todos los procedimientos de un juicio justo".

Esta decisión llega después de que hace poco más de un mes el tribunal enviara a otros cuatro destacados activistas a prisión preventiva por cargos similares.

Human Rights Watch ha alertado sobre el incremento de casos de lesa majestad en el país asiático, después de tres años sin que este tipo de delitos fuera llevado ante los tribunales, en noviembre de 2020 el primer ministro, Prayuth Chan Ocha, ordenó volver a iniciar este tipo de procedimientos en el contexto de la intensificación de las protestas contra la monarquía.

Ante esto, "las autoridades tailandesas deben poner fin de inmediato a su aplicación de mano dura de la ley de lesa majestad y permitir un amplio debate para adecuar la ley a las obligaciones internacionales de Tailandia en materia de derechos humanos", ha demandado Adams.

Los manifestantes antigubernamentales han demandado la introducción de una nueva Constitución para impedir así que aquellos que llegan al poder mediante golpes de Estado permanezcan durante largos periodos de tiempo al frente del Ejecutivo.

Durante los últimos meses el país ha sido escenario de protestas y contramanifestaciones a favor y contra el Gobierno y la monarquía a pesar de las restricciones por la pandemia de coronavirus.

Prayuth llegó al poder mediante un golpe de Estado en 2014 y lideró la junta militar durante cinco años, refrendando posteriormente su cargo en las elecciones parlamentarias de 2019.

Sin embargo, la actual Constitución fue introducida por la junta militar, así como la ley electoral, lo que favoreció la vuelta al poder del general retirado en los últimos comicios celebrados en Tailandia.