Publicado 18/12/2020 12:38CET

Tailandia.- La ONU exige a Tailandia que deje de imputar a manifestantes pacíficos por delitos de lesa majestad

10 December 2020, Thailand, Bangkok: A protestor raises a three-finger salute with her hands in handcuffs during a rally to mark the constitution Day and International Human Rights Day. Photo: Varuth Pongsapipatt/SOPA Images via ZUMA Wire/dpa
10 December 2020, Thailand, Bangkok: A protestor raises a three-finger salute with her hands in handcuffs during a rally to mark the constitution Day and International Human Rights Day. Photo: Varuth Pongsapipatt/SOPA Images via ZUMA Wire/dpa - Varuth Pongsapipatt/SOPA Images / DPA

MADRID, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

Naciones Unidas ha pedido a las autoridades tailandesas que dejen de recurrir al delito de lesa majestad para imputar a los manifestantes que llevan semanas protestando por la regeneración política en el país, tanto por la dura pena de cárcel que conlleva como por la propia encarcelación en sí, en especial cuando amenaza a un menor de edad, como ha ocurrido en los últimos días.

Tailandia registra protestas desde julio. Además de un cambio de Gobierno y aumentar los mecanismos de control sobre la monarquía, los manifestantes también piden una reforma constitucional.

El delito de lesa majestad, que implica sentencias de entre tres y 15 años de cárcel por difamar o amenazar a la Familia Real, ha sido el argumento esgrimido por las autoridades contra al menos 35 detenidos, entre ellos un estudiante de 16 años sobre el que llegó a pesar una solicitud para que fuera imputado. Un tribunal acabó ignorando la petición de la Policía y finalmente le concedió la libertad condicional bajo fianza.

El Comité para los Derechos Humanos de Naciones Unidas lleva meses pidiendo a Tailandia que adapte el delito de lesa majestad a los estándares internacionales, en especial al Convenio Internacional de Derechos Civiles y Políticos, según la portavoz del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Ravina Shamdasani.

"Me resulta extremadamente decepcionante que, tras dos años sin casos de este tipo, nos encontremos con un número tan grande de imputaciones, entre ellas, por asombroso que parezca, la de un menor", ha hecho saber la portavoz.

"También nos sigue preocupando que se estén presentando otros cargos graves contra los manifestantes, que están siendo acusados de sedición y delitos en virtud de la Ley de Delitos Informáticos", ha añadido.

Por todo ello, el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU pide al Gobierno de Tailandia "que cese en su insistencia de imponer cargos tan graves contra gente que solo ha ejercido sus derechos a la libertad de expresión y reunión pacíficas, y que deberían ejercerlos sin temor a represalias".