Publicado 28/02/2021 17:33CET

Tailandia.- La Policía tailandesa dispersa una multitudinaria protesta frente a la residencia del primer ministro

20 February 2021, Thailand, Bangkok: Police officers walk on the street during an anti-government demonstration to demand the resigning of Thai Prime Minister Prayut Chan-o-cha and reforms on the monarchy, outside the parliament building in Bangkok. Photo
20 February 2021, Thailand, Bangkok: Police officers walk on the street during an anti-government demonstration to demand the resigning of Thai Prime Minister Prayut Chan-o-cha and reforms on the monarchy, outside the parliament building in Bangkok. Photo - Watcharawit Phudork/SOPA Images / DPA

MADRID, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Policia tailandesa ha lanzado gases lacrimógenos, balas de goma y usado cañones de agua para dispersar la multitudinaria protesta convocada para este domingo en Bangkok y que se dirigía la base militar donde se encuentra la residencia del primer ministro de Tailandia, Prayuth Chan Ocha.

La manifestación de hoy, que se ha saldado con al menos 16 heridos y 22 detenidos, ha sido el último episodio de la serie de concentraciones -- impulsadas en su mayoría por organizaciones juveniles -- contra la situación actual en el país, inmerso en una crisis económica por la pandemia y con buena parte de la población hastiada por la represión del Gobierno.

Cuatro cabecillas de las protestas han sido detenidos recientemente por delito de lesa majestad, un cargo de insulto a la intocable familia real del país que ha sido aprovechado por las autoridades, denuncian los manifestantes, para aplastar a la disidencia. Casi 60 personas han sido detenidas desde noviembre debido a esa normativa, según ONG.

La manifestación de hoy ha comenzado en el monumento de la Victoria y tenía intención de proseguir a los barracones del 1er Regimiento de Infantería, una de las unidades que el primer ministro y antiguo militar golpista cedió al monarca Maha Vajiralongkorn en 2019.

Para agravar la situación, la protesta se ha retroalimentado con la aparición de trabajadores birmanos que han aprovechado para protestar contra el golpe de Estado ocurrido en su país el pasado 1 de febrero.

Esta multitud enfervorecida ignoró las peticiones de los organizadores para abandonar la concentración y decidió dirigirse a los barracones. En el momento en que intentaron arrancar las barricadas, la Policía comenzó la carga y los enfrentamientos. La cifra de heridos ha sido confirmada por fuentes médicas al portal de noticias Khaosod.