Publicado 29/10/2021 14:22CET

Taiwán.- Taiwán pide apoyo a la comunidad internacional para participar en la Cumbre del Clima de la ONU

La presidenta de Taiwán, Tsai Ing Wen.
La presidenta de Taiwán, Tsai Ing Wen. - DANIEL CENG SHOU-YI / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades taiwanesas han pedido este viernes apoyo a la comunidad internacional para lograr participar de forma independiente en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2021 (COP26) que se arrancará este fin de semana en la ciudad británica de Glasgow.

En un comunicado, el Gobierno taiwanés ha lamentado que "debido a la presión que ejerce China sobre la comunidad internacional", algo que asegura "está basado meramente en consideraciones políticas", a Taiwán "solo se le permite la asistencia a las sesiones de la COP26 en calidad de observador de organización no gubernamental". "Esto deja muy escaso margen para la participación", recoge el texto.

A pesar de ello, en los últimos años Taiwán "ha trabajado activamente para adoptar sólidas y eficaces medidas para luchar contra el cambio climático y compartir con el resto del mundo el objetivo común de lograr cero emisiones netas de carbono para el año 2050, aumentando el uso del gas natural y reduciendo la dependencia del carbón", han sostenido las autoridades, que han manifestado que precisamente la isla se encuentra en una zona "altamente vulnerable a los efectos del cambio climático".

"Taiwán lleva muchos años comprometido activamente en la formulación de políticas y mecanismos legales, investigación y desarrollo tecnológicos, innovación industrial y transformación social como respuesta a los desafíos del cambio climático", ha añadido. El Gobierno ha aprovechado la ocasión para recordar su compromiso en la lucha contra el calentamiento global y ha matizado que las grandes empresas se han comprometido a "utilizar un cien por cien de energía renovable de cara a 2050".

La solicitud de Taiwán se produce en un momento de máxima tensión con China, que considera la isla como una provincia más bajo su soberanía y ha asegurado que se controlará la zona incluso mediante el uso de la fuerza en caso de que sea necesario.

Esta semana, la presidenta de Taiwán, Tsai Ing Wen, alertó de que las amenazas del gigante asiático "aumentan cada día" y reiteró su "fe" en que Estados Unidos acuda en defensa de la isla si Pekín intenta invadirla. Por su parte, el presidente estadounidense, Joe Biden, ha prometido de forma más clara que sus predecesores que Estados Unidos defenderá a Taiwán ante un posible ataque.

Estados Unidos pidió el martes a todos los Estados miembro de Naciones Unidas que apoyaran la participación de Taiwán en sus organismos, porque su exclusión "menoscaba" la capacidad de la organización, en un momento en el que las relaciones entre Pekín y Taipéi pasan por su peor momento de los últimos cuarenta años.

Las autoridades de China, por su parte, han tildado de "afrenta flagrante" las declaraciones de Washington en defensa de la inclusión de Taiwán en el sistema de Naciones Unidas y ha recalcado que "no lo aceptará de ninguna forma", antes de recordar el principio de 'una sola China'.