Publicado 05/07/2021 10:58CET

Los talibán dicen que las tropas extranjeras que sigan en Afganistán tras la fecha de retirada serán un objetivo

Archivo - Miembros de los talibán en la provincia de Kunar, en el noreste de Afganistán
Archivo - Miembros de los talibán en la provincia de Kunar, en el noreste de Afganistán - EMRAN WAAK / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO - Archivo

Resaltan que supondría una violación del acuerdo de paz de 2020

MADRID, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los talibán han advertido este lunes de que todas las tropas internacionales que queden desplegadas en Afganistán después de la fecha límite para la retirada, fijada el 11 de septiembre, serán objetivo del grupo, en medio de las informaciones sobre la permanencia de cerca de mil militares para proteger instalaciones diplomáticas y el aeropuerto de Kabul.

El portavoz de la oficina política de los talibán en Qatar, Suhail Shahin, ha recalcado en una entrevista concedida a la cadena de televisión británica BBC que la toma de Kabul "no es una política de los talibán", si bien ha incidido en que no deben quedar tropas internacionales en la ciudad una vez concluya el repliegue.

"Si dejan detrás a sus fuerzas, lo que va contra el acuerdo de Doha --en referencia al acuerdo de paz firmado en febrero de 2020 por Estados Unidos y los insurgentes--, será decisión de nuestros líderes cómo proceder", ha sostenido Shahin.

Así, ha manifestado que el grupo "está en contra de las fuerzas militares extranjeras, pero no contra los diplomáticos, las ONG y sus trabajadores o que las ONG y las embajadas funcionen". "Eso es algo que nuestro pueblo necesita. No supondremos ninguna amenaza para ellos", ha explicado.

Por otra parte, ha hecho hincapié en que la retirada de todas las tropas estadounidenses de la base aérea de Bagram, la más grande en el país, es un "momento histórico", al tiempo que ha negado que los talibán sean responsables del repunte de la violencia durante los últimos meses.

Los talibán se han hecho con el control de decenas de distritos afganos tras combates con las fuerzas de seguridad, lo que ha provocado preocupación entre la comunidad internacional por la aparente incapacidad de las autoridades de hacer frente a los insurgentes ante la retirada de las tropas extranjeras.

Sin embargo, Shahin ha incidido en que muchos de estos distritos han caído en sus manos a raíz de una mediación y después de que los soldados se negaran a combatir, lo que contradice la versión del Gobierno, que ha denunciado decenas de ofensivas de los talibán en varias zonas del país.

El portavoz de los talibán ha destacado que el actual Gobierno, encabezado por el presidente, Ashraf Ghani, está "moribundo" y se ha referido al país como un "Emirato Islámico", nombre que tuvo durante el régimen de los talibán hasta la invasión estadounidense en 2001.

En este contexto, alrededor de mil soldados afganos han cruzado durante la madrugada de este lunes la frontera con Tayikistán huyendo de Afganistán tras combates con los talibán, según ha recogido el portal tayiko de noticias AKIpress, sin que las autoridades del país centroasiático se hayan pronunciado por el momento.

El presidente del Alto Consejo para la Reconciliación Nacional de Afganistán, Abdulá Abdulá, advirtió la semana pasada de que "la supervivencia del país está en peligro", al tiempo que pidió a los talibán impulsar el proceso de conversaciones para lograr un acuerdo de paz, en medio del estancamiento del proceso en Doha.

Contador