Publicado 10/11/2020 14:17CET

Los talibán piden a Biden que siga cumpliendo el acuerdo de paz en Afganistán y resaltan su compromiso con el texto

Miembros de los talibán
Miembros de los talibán - PPI / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

Resaltan que "es la herramienta más razonable y efectiva" para poner fin a la guerra

MADRID, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los talibán han reclamado este martes al presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, que mantenga el cumplimiento del histórico acuerdo de paz firmado el 29 de febrero en Doha una vez llegue a la Casa Blanca, antes de incidir en que "es la herramienta más razonable y efectiva para poner fin al conflicto".

El grupo ha resaltado en un comunicado publicado en reacción a las presidenciales en Estados Unidos que los comicios y el traspaso de poderes "son un asunto interno" del país norteamericano, si bien ha dicho que el citado acuerdo "es un documento excelente para poner fin a la guerra y un futuro mejor para ambos países".

En este sentido, los insurgentes han manifestado que siguen comprometidos con cumplir "su parte" y han agregado que el documento "supone una base poderosa para resolver el problema afgano".

"La retirada de todas las fuerzas estadounidenses de Afganistán, la no interferencia en nuestro país y el no permitir el uso de Afganistán para amenazar a Estados Unidos va en interés de nuestros pueblos y nuestras naciones", ha argumentado.

"El Emirato Islámico busca unas relaciones positivas con todos los países del mundo, incluido Estados Unidos", ha reiterado, al tiempo que ha pedido a la futura Administración de Biden que "se mantenga vigilante ante los círculos belicistas, individuos y grupos que buscan perpetuar la guerra y mantener a Estados Unidos sumido en un conflicto para perseguir sus intereses personales y mantenerse en el poder".

Por otra parte, los talibán han destacado que "dan preferencia a solucionar nuestros problemas internos a través del diálogo y las negociaciones", en aparente referencia al proceso de conversaciones directas con el Gobierno afgano en Doha, que no ha registrado casi avances desde su inicio en septiembre.

El comunicado ha sido publicado apenas un día después de que el vicepresidente segundo afgano, Saruar Danish, solicitara a Biden que realice una revisión del proceso de paz con los talibán, ante la falta de avances en las conversaciones y el repunte de la violencia en el país.

"Esperamos que el proceso sea revisado y reevaluado bajo el nuevo Gobierno de Estados Unidos", dijo. "Todas las partes deben apoyar el proceso de paz con más responsabilidad, más exactitud y fundamentándose en la realidad", ha añadió, antes de apuntar que los talibán son "el principal obstáculo" en las conversaciones.

Mohamad Naim, portavoz de la oficina política de los talibán en Doha, dijo el domingo que el grupo espera que Biden se ciña al histórico acuerdo y defendió que "beneficia los intereses de la nación afgana y los intereses de la nación estadounidense".

"No debería ser objeto de ningún cambio significativo y debe ser aplicada de la forma que fue acordado", arguyó. "Esperamos que el actual proceso de paz (con las autoridades afganas) y que el acuerdo con el Gobierno estadounidense sigan en pie", remachó.

AUMENTO DE LA VIOLENCIA

Por su parte, el presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, ha lamentado nuevamente este martes que la violencia en el país ha aumentado "sustancialmente" y ha expresado su pesar por el hecho de que "la prometida reducción de la violencia y un alto el fuego no se han hecho realidad".

El mandatario ha incidido en que el país hace frente a "múltiples formas de agitación" y ha añadido que el proceso de paz "es la prioridad más urgente e importante" para Kabul, tal y como ha recogido la cadena de televisión afgana Tolo TV.

"Como Estado y como sociedad hemos demostrado compromiso, compasión y valor para tomar decisiones duras para iniciar las negociaciones directas de paz con los talibán", ha argüido, en referencia a la liberación de más de 5.000 presos talibán antes del comienzo de los contactos.

Así, ha manifestado que el país puede jugar un importante papel en la prosperidad en la zona dado que "por ubicación, historia y elección, (Afganistán) está destinado a ser una plataforma de cooperación regional y global, al conectar Asia central, meridional, oriental y occidental por tierra".

Las conversaciones de paz en Doha, que arrancaron en septiembre, no han registrado avances significativos desde entonces, mientras que Afganistán ha sufrido un repunte de la violencia ante el aumento de los ataques de los talibán, que se han negado a firmar un alto el fuego.

En este contexto, un informe del Inspector General Especial para la Reconstrucción de Afganistán (SIGAR) estadounidense indicó la semana pasada que el número de ataques diarios en el país durante el tercer trimestre del año fue un 50 por ciento superior a los perpetrados en el trimestre anterior.

Contador