Publicado 17/11/2021 10:38CET

Los talibán piden al Congreso de EEUU que retire las sanciones y descongele los fondos del Banco Central de Afganistán

Archivo - Un hombre vende banderas de los talibán frente al muro de la antigua Embajada de EEUU en la capital de Afganistán, Kabul, ahora cubierta con un mural religioso
Archivo - Un hombre vende banderas de los talibán frente al muro de la antigua Embajada de EEUU en la capital de Afganistán, Kabul, ahora cubierta con un mural religioso - Oliver Weiken/dpa - Archivo

Advierten de "una migración en masa en la región y el mundo" si empeora la situación humanitaria en el país

MADRID, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades instauradas por los talibán en Afganistán han reclamado este miércoles en una carta abierta al Congreso de Estados Unidos la retirada de las sanciones y la descongelación de los fondos del Banco Central para poder hacer frente a la crisis humanitaria en el país asiático.

La misiva, firmada por el ministro de Exteriores afgano, Amir Jan Mutaqqi, y publicada por su portavoz a través de la red social Twitter resalta que "el pueblo afgano, tras lograr seguridad personal después de décadas de guerra, tiene derecho a la seguridad financiera".

"El desafío fundamental en la actualidad para nuestro pueblo es la seguridad financiera y la raíz de esta preocupación lleva a la congelación de los bienes de nuestro pueblo por parte del Gobierno estadounidense", ha explicado el ministro.

Así, ha reiterado que la congelación de los bienes "no puede resolver el problema ni es la demanda del pueblo estadounidense". "Por ello, su Gobierno debe descongelar nuestros capitales. Nos preocupa que si la situación continúa, el Gobierno y el pueblo afgano harán frente a problemas que se convertirán en la causa de una migración en masa en la región y el mundo que generará nuevos problemas humanitarios y económicos a nivel mundial", ha manifestado.

"Congelar los bienes y las sanciones económicas pueden dañar los sistemas de salud, educación y otros servicios civiles de los que se beneficia la población. El daño a estos edificios sólo dañará a los afganos de a pie, lo que servirá como el peor recuerdo en la memoria de los afganos a manos de Estados Unidos", ha reseñado.

De esta forma, ha recordado que "los meses de frío invierno se acercan rápidamente en Afganistán", un país "golpeado por el coronavirus, la sequía, la guerra y la pobreza". "Las sanciones estadounidenses no sólo han causado el caos en el comercio y los negocios, sino también en la ayuda humanitaria", ha criticado.

"Las valoraciones de Naciones Unidas y otras organizaciones humanitarias concluyen que, si estas condiciones continúan, los afganos harán frente a una situación dura este invierno", ha señalado, antes de pedir al Congreso estadounidense que "piense de forma extensa" y desde "un prisma de justicia" en este asunto.

"El sufrimiento de desnutrición de un niño, la muerte de una madre por falta de atención sanitaria, la carestía de alimentos, cobijo, medicinas y otras necesidades esenciales por parte de un afgano de a pie no tiene justificación política o lógica y va contra el prestigio del Gobierno y el pueblo de Estados Unidos, dado que es un asunto puramente humanitario", ha argumentado.

Por ello, Mutaqqi ha solicitado al Gobierno estadounidense que "dé pasos responsables para abordar la crisis humanitaria y económica que se desarrolla en Afganistán para que las puertas de las relaciones futuras estén abiertas, los bienes del Banco Central de Afganistán sean descongelados y las sanciones contra nuestros bancos sean retiradas".

EL ACUERDO DE PAZ DE DOHA

Asimismo, ha recordado que Estados Unidos reconoció oficialmente en 1921 al Gobierno afgano y ha subrayado que "sin duda, las dos décadas de guerra tras el 7 de octubre de 2001 ensombrecieron las relaciones entre los pueblos estadounidense y afgano".

"Afortunadamente, el resultado de esta larga guerra fue garantizado y resuelto a través de un acuerdo bilateral", ha dicho, en referencia al histórico acuerdo de paz de febrero de 2020, al tiempo que ha incidido en que "el Emirato Islámico de Afganistán entró en Kabul a petición del pueblo, especialmente de los residentes de Kabul, para evitar el caos y llenar el vacío de poder dejado por el irresponsable escape del jefe de la anterior administración", en referencia a Ashraf Ghani.

Muttaqi ha destacado que la toma del poder por parte de los talibán generó "un Gobierno soberano" y ha dicho que el grupo "empezó a trabajar por el bienestar de los ciudadanos", antes de defender que los fundamentalistas buscan buenas relaciones internacionales y que han dado pasos "hacia la buena gobernanza, la seguridad y la transparencia".

"Es bastante sorprendente que tras el anuncio del nuevo Gobierno la Administración de Estados Unidos impusiera sanciones a los bienes de nuestro Banco Central. Eso va contra nuestras expectativas y contra el Acuerdo de Doha", ha argüido el ministro de Exteriores afgano.

"¿Qué lógica existe detrás de la congelación de nuestros bienes?", se ha preguntado. "Creemos que ambas partes tienen una gran oportunidad para construir relaciones positivas, avanzar y aprender las lecciones de amargas experiencias pasadas", ha señalado.

Por último Mutaqqi ha hecho hincapié en que "en un momento en el que hay una excelente oportunidad para unas relaciones positivas, recurrir a la opción de las sanciones y la presión no puede ayudar a mejorar las relaciones", por lo que ha abogado porque "ambas partes den pasos positivos para generar confianza".

Contador